Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Oct
28

Camiones

Amanece en Denver, por la ventana del Motel 8 veo corretear dos ardillas típicas del entorno, enfrente dos cabinas de los característicos camiones americanos, no cabe duda, estamos a éste lado del Atlántico. Es hora de desayunar, me encantan los desayunos, incluidos en el precio de los moteles, no se pueden pedir lujos pero tienen de todo, tostadas, fruta, cereales, bollitos y una maquinita para hacerte tortitas. El rato del desayuno con la tele de Colorado dando las noticias está grabado en la memoria de los recuerdos americanos para siempre.

Loveland

Nos ponemos en camino, nos dirigimos hacia Sidney en Nebraska por una ruta que conocemos casi de memoria, primero vamos a parar a hacer unas compras en Loveland, allí hay un Levis Outlet al que solíamos ir a menudo. Si vas a los EEUU tienes que comprarte mínimo un par de jeans, son más de la mitad más baratos que en Europa. Cuando vivíamos en Western Nebraska nos encantaba ir hasta Colorado a comprar, visita obligada era entrar al Marshalls, o a nuestro favorito Ross dress for less. En estas tiendas tienes que tomarte tu tiempo para rebuscar, pero siempre encuentras cosas chulas. Estábamos allí otra vez, parecía que el tiempo no había pasado, nos mirábamos en el parking, veíamos en frente el restaurante donde solíamos comer, al otro lado el centro comercial, sonreíamos, parecía que los actuales José y Noelia estaban en busca de aquellos que vivieron en ese tiempo y ese lugar durante aquellos maravillosos años.

Fort Collins

Una vez satisfecha nuestra ansia consumista, condujimos por la I-25 en dirección norte, paramos obligadamente en Fort Collins, nuestra ciudad favorita de Colorado, un lugar ideal para vivir. Paseamos por su centro histórico, como otras muchas veces hicimos, vemos sus fabricas de cerveza artesanal, su mural de Cola Cola, sus tiendas y cafés. Intentamos buscar el restaurante que más nos gustaba, “Rasta Pasta” se llamaba, pero ya no existe, el tiempo si ha pasado y hay cosas que ya nunca volverán . De todos modos, después de una buena comida y un café volvemos a la carretera, seguimos en dirección a Wyoming.

I-25

La carretera es rectilínea, a la izquierda las Montañas Rocosas, a la derecha la planicie, alrededor la luz de Colorado, los carteles, los largos camiones y las pick up. Pasamos de largo Terry Bison Ranch, vemos el cartel de bienvenidos a Wyoming, nos paramos para hacernos la foto de rigor, nos encantaba coleccionar fotos de carteles de estados, y aunque éste ya lo conocíamos, no podíamos resistirnos a tener una foto más con estos símbolos del paisaje norteamericano.

IMG_6697

Estamos llegando a Nebraska, ya se divisan a lo lejos las pequeñas colinas y los abetos de Pine Bluffs, se acerca el momento, estamos a punto de llegar a la tierra que nos dio la oportunidad de vivir una experiencia inolvidable, la que cambió nuestras vidas para siempre. La emoción es enorme, pero no se trata de una añoranza melancólica, sino de una sensación de gratitud y orgullo por todo lo que logramos, por todo lo que vivimos, hemos vuelto.

Oct
27

El día 12 de gosto de 2008, llegué sólo por primera vez al aeropuerto de Denver desde Londres, allí me esperaba Noelia que había llegado unas semanas antes que yo. La embajada americana en Madrid tardó en darme el visado porque tenían que verificar mis datos más detenidamente al coincidir mis apellidos con algún penado. Nos robaron la emocionante llegada juntos a nuestra gran aventura americana por un estúpido papeleo. Casi seis años después, el 7 de abril de 2014, por fin pudimos hacer juntos ese trayecto a Denver desde Londres, pero ésta vez con la cabeza llena de recuerdos y emociones vividas en los tres años que duró nuestra vida en los Estados Unidos.

El aeropuerto de internacional de Denver es muy especial para nosotros, desde allí hicimos un montón de viajes por todo Estados Unidos, además de los regresos veraniegos a España y haber ido a recoger allí a familiares y amigos. Cuando estás aterrizando divisas las grandes llanuras, con todas esas formas geométricas de los campos de maíz, el viento suele siempre azotar un poco el avión al bajar, y al llegar desde Europa hay una preciosa luz del atardecer, al girar para tomar tierra ves el imponente perfil de las montañas rocosas, todo un espectáculo nada más llegar.

Denver

Estábamos en una nube, muy emocionados, al bajarnos del avión y por los pasillos de camino a la aduana, siempre te recibe una música de ambiente de las tribus indias y grandes fotos de nativos americanos, por los ventanales se divisan los rascacielos de Denver, al fondo las montañas rocosas, aún con sus picos nevados, la luz del ocaso, la música, los recuerdos apelotonados, hicieron que se nos escapara una lagrimilla de emoción.

Welcome to Denver

Pasar la frontera de EEUU siempre es un poco estresante, aunque seas la persona más pacifica del mundo, siempre te sientes tratado como un posible enemigo publico, estás con la mosca detrás de la oreja para aguantar el interrogatorio de los agentes de aduanas, ésta vez todo fue tranquilo, veníamos de vacaciones, billete de ida y vuelta, nada que declarar, felices vacaciones.

Motel 8 Denver

Era ya de noche, cogimos el coche de alquiler y fuimos raudos a nuestro Motel 8 de siempre. Todo parecía un déjà vu. Nuestro viaje de reencuentro acababa de comenzar.

Oct
25

Antes de que acabe el año me gustaría hacer unas entradas al blog hablando de uno de los momentos más divertidos y emotivos vividos en los últimos meses.

Las Vegas

A finales del año 2013, aprovechando que aún nos quedaban unos dólares en el banco de nuestra etapa americana, decidimos gastarnos todo ese dinero en un viaje de reencuentro con los Estados Unidos. Curioseando el calendario me di cuenta que nuestras vacaciones de Semana Santa coincidían con el Viva Las Vegas Rockabilly Weekend y rápidamente dijimos “¡a por ello!” Esos dólares si los hubiéramos cambiado a libras, habríamos perdido más de mil en el cambio, así que llegó el momento justo que estábamos esperando para invertirlos, tres años después de nuestra despedida de América, estábamos listos para volver.

Rockabilly Weekend

Rápidamente compramos las entradas para asistir al festival, es el más famoso del mundo de la escena rockabilly, al que todo amante del rock and roll clásico debe asistir por lo menos una vez en su vida. Sabíamos que las fechas del evento eran sólo cuatro días, y teníamos dos semanas de vacaciones, así que tiramos la casa por la ventana y nos embarcamos en una nueva road movie americana.

Western Nebraska

Lo primero que haríamos era volver a visitar el Oeste de Nebraska, dónde pasamos nuestros dos primeros años en América, el lugar en el que nuestros sentimientos y recuerdos están mas arraigados, además de poder así visitar a buenos amigos. La segunda parte del viaje sería volver a Los Ángeles, nos habíamos quedado con ganas de más durante nuestra anterior visita a la ciudad y nos dejamos prácticamente todo por ver. En los Ángeles nos reencontraríamos con nuestra mejor amiga Marta, iba a ser muy especial esa parte del viaje. Por último, el colofón final sería el encuentro con el paraíso rockabilly, los últimos días del viaje iban a ser en Las Vegas.

Una vez puestos todos en situación, empezaremos la serie de capítulos con “Regreso a la tierra de los Huskers”, próximamente en Mundo Linóleo.

Jul
19

Cuando estuvimos en el festival Screaming de Calella en 2012, decidimos ponernos manos a la obra y empezar a aprender a bailar. En un principio nos apuntamos a una escuela de baile cerca del barrio llamada “Arthur Murray”, pero era demasiado academicista, nosotros queríamos aprender a bailar Rock and Roll y ahí apenas pudimos aprender algo que según ellos era Swing, pero parecía más un baile de los pioneros del oeste que otra cosa.

 

Lo bueno que tiene Londres es que si buscas un poco más tienes de todo y de todos los estilos, y el circuito vintage es muy activo aquí. Probamos después con una conocida escuela “Swing Patrol“, que prácticamente a diario, repartidas por toda la ciudad, tiene clases de Swing, pero seguíamos pensando que aunque esto estaba bien, no era aun lo que queríamos.

Paris Rock Club

Al fin encontré un anuncio en la peluquería de Mr.Ducktail que ponía, “aprende a bailar Rock and Roll”, lo llevé a casa y a la semana siguiente empezamos a probar las lecciones de Jean en su club de baile llamado Paris Rock. Nuestro profesor enseña a bailar Rock and Roll, con un estilo aprendido en francia, donde hubo muchísima afición por bailar “le rock”, que es cercano al East Coast Swing, ya que hace muchos de sus movimientos, incluido el juego de pies rock step, side, side. Después de un poco más de un año asistiendo a sus clases hemos aprendido un montón y hemos hecho de bailar el motor que mueve nuestro ocio londinense.

Jive

Todos los fines de semana puedes encontrar una fiesta donde bailar Rock and Roll, el circuito esta repartido por diversos pubs y clubes de Londres, afamados pincha discos amenizan la pista de baile al ritmo de la mejor música posible que puedes escuchar. Además muchas veces se organiza un día completo en alguna plaza con grupos de música, puestos dónde comprar y coches de época.

Hula Boogie

El baile, nos ha metido de lleno en el disfrute de Londres, hemos conocido un montón de buenos amigos, y gracias a ello desconectamos de maravilla del estrés laboral, en la pista sólo disfrutas, sonríes y socializas. Ir cada lunes a la clase de Paris Rock y después el fin de semana a cualquiera de los eventos londinenses, hacen que cada día me sienta más y más jóven. Como dijo aquel bailarín francés que conocimos en el Screaming festival, “surtout danse” (sobre todo baila).

May
25

Nuestro diario de viajes continuó y la siguiente parada fue Dublín. Cuando tenía 21 años, era yo un fanático seguidor de U2, aunque no sólo me gustaban los irlandeses, mis gustos ya abarcaban desde el Rock and Roll más clásico hasta el Punk Rock de los Ramones, con el grupo del norte de Dublín había una especial relación emocional, que venía desde la adolescencia y aquel mítico álbum suyo “americano” The Joshua Tree.

Mi primer concierto de U2

U2 Anoeta

En aquellos años haber viajado a Dublín hubiera sido para mi como ir a la Meca, literalmente. Pero el paso de los años y los avatares del destino hicieron que mi viaje soñado de juventud al Dublín de U2 no llegara nunca. He seguido siendo seguidor de U2 a lo largo del tiempo, yendo a sus giras y comprando sus discos, pero los años y el “Rockabilly way of life” han ido alejándome poco a poco de mi grupo de adolescencia.

River Liffey

River Liffey

Así que el planeado viaje a Irlanda tenía su aquel por el recuerdo de una banda sonora que había acompañado muchos de mis momentos, pero sin la pasión de un fan de 21 años. Íbamos a descubrir la famosa ciudad de la cerveza Guinnes, y de la música irlandesa en sus calles y pubs, pero dudaba de que el espíritu de U2 fuera ya a afectarme demasiado.

 

Wall of Fame

Wall of Fame

Craso error, fue poner un pie en el corazón de Dublín, alojados cerca del hospital donde nació Bono y volvió a aparecer aquel Jose de 1991 que con enorme emoción volvía a casa desde Discoplay en la Gran Vía, con el Achtung Baby en formato vinilo en sus manos.

Where Paul McGuinness first saw the band perform

Where Paul McGuinness first saw the band perform

Así que una vez puestos en materia y con la infinita paciencia de mi mujer, me descargué un libro aplicación de los santos lugares de U2 en Dublín y fui a recorrer uno por uno casi todos de los sitios que fueron testigo del despertar y consagración a nivel mundial de U2.

 Bono (Vox) got his name from here

Bono (Vox) got his name from here

No pudo faltar en éste tour, la famosa tienda Bonavox de aparatos para sordos de dónde Bono tomó su seudónimo, el cine Savoy dónde se estrenó el Rattle and Hum, el Project Arts Centre, dónde después de un show a finales de los 70 conocieron a su manager, que se convertiría en el quinto miembro de la banda. Visitamos también el Hotel Clarence, propiedad de Bono y The Edge, e incluso lugares menos conocidos pero dónde sólo se hicieron una foto promocional en sus años mozos, como el Merchants Arts, etc.

Clarence Hotel

Old Dublin hotel along the Liffey bought and renovated by U2

Windmill Lane

 

Grand Canal Docks

Como broche final fuimos caminado desde el Hotel hasta los Estudios de Grabación de la calle Windmill Lane dónde grabaron la mayoría de sus famosos álbumes y después nos acercamos a los actuales estudios de la Hanover Quay y los Docklands. En ambos rotulador en mano, y como manda la tradición del buen fan, dejé testigo en sus paredes en forma de dibujo, mi muestra de agradecimiento a tantos buenos ratos que he pasado escuchando su música.

U2 and Me

Mar
01

Aprovechando que teníamos tiempo suficiente en ésta escapada escocesa, nos fuimos de excursión un día en busca y captura del monstruo del Lago Ness. A las nueve de la mañana desde el mismo centro de Edimburgo salía nuestro autobús. Quizás eran demasiados kilómetros para hacer en un solo viaje, pero había que poder decir “hemos visto a Nessie”.

Desde la Van

Como me imaginaba, era un trayecto muy largo, la conductora amenizaba el camino contando historias sobre lugares por los que pasábamos, como el Castillo de William Wallace. Hicimos un alto en el camino en un bar de carretera, rodeados de un precioso paraje, con las famosas ovejas lanudas escocesas, y las vacas típicas de las Highlands de pelo largo y dónde en un mini museo había viejas máquinas hiladoras para fabricar el famoso tartan.

Oveja escocesa IMG_5907

Seguimos subiendo y ya nos acercábamos a las montañas escocesas, que son las más altas de la isla, verdes y peladas de árboles debido a los fuertes vientos, pero de gran belleza y de una mística especial. En otra parada estratégica del camino pudimos contemplarlas con algo de pausa, y encima amenizado por un gaitero que estaba allí pasando la gorra a los curiosos.

High LandsLago Ness

Ya con el culo plano de tanto tiempo en carretera llegamos por fin a nuestro destino, y la verdad que fue una desilusión, pues apenas nos dejaron una hora para poder disfrutar del paraje. Comimos un sándwich a la carrera, y corriendo a montar en un barco que apenas se adentra un par de kilómetros en el lago, que nos dio la sensación de ser largo, estrecho y probablemente muy profundo debido a lo oscuro que parecen sus aguas. Era agradable el trayecto en la popa del barco, con la brisa en la cara y un poco de sol que asomó entre las nubes, pero ni rastro del monstruo, debe de estar cansado de tanto turista.

Nov
30

Es fácil echar la culpa a otras vías de comunicarse por Internet para así poder justificarme de que tengo abandonado el blog, no lo voy a hacer ésta vez, me auto flagelo y reconozco mi culpa. Hacer una entrada requiere tiempo, pensar que quiere uno contar, buscar las fotos, vídeos, enlaces, y encima la tecla “n” de mi portátil no me funciona con lo que escribir un texto largo es un dolor. Pero bueno, vale de excusas, y pongámonos en materia.

Brave Scotland

A finales del mes de mayo, ha llovido ya desde entonces, tuvimos la suerte de poder ir a pasar unos días a descubrir la capital de Escocia, Edimburgo. Tengo amigos que son verdaderos forofos de Escocia y sus gentes, y que han tenido la oportunidad de recorrer mucho mejor que yo sus tierras. Además es Edimburgo una ciudad muy visitada, de la que quizás una exhaustiva explicación de lo que recorrimos allí puede aportar poco a aquellos que la conocen bien. Pero cada persona es un mundo y siempre hay detalles diferentes a los vividos por otros anteriormente.

Fue precisamente gracias a la experiencia veterana de nuestro amigo Jota, que nos hizo un mapita en Google con sus rincones favoritos, que pudimos completar en la ciudad una estancia más enriquecedora de que la que uno puede encontrar en una simple guía de viajes. Recorrimos también los lugares más famosos, que todo el mundo puede reconocer, como el Castillo de Edimburgo, pero con su ayuda tuvimos más de un buen momento diferente en la ciudad.

Castillo de Edimburgo

Llegamos al centro al caer la noche del día 24 de mayo, al ir desde el aeropuerto en bus, uno va a parar al lado del río, enfrente de la vieja ciudad, una enorme luna llena iluminaba la bella silueta del casco antiguo de Edimburgo, dando un aire misterioso al lugar, no podíamos tener mejor bienvenida a tierra de castillos y fantasmas.

Pero la gran sorpresa del viaje a la mañana siguiente fue… el solazo, vimos ese día un Edimburgo desconocido, sin lluvia, sin nubes, sin frio, una luz radiante que daba un nuevo enfoque a la ciudad. Nuestros experimentados amigos en temas escoceses nos lo corroboraban, no reconocían las fotos con esa luminosidad, aquello era Sevimburgo por unas horas, y claro las calles llenas, repletas de pelirrojos y pelirrojas maravillados, sentados extasiados en plazas y terrazas contemplando al dios Sol.

Nov
09

Es noviembre hermanos es el mes en el que hay que dejarse bigote y luchar unidos contra el cáncer de próstata, testículos y las enfermedades mentales. Si ya tenías bigote hay que empezar haciendo un sacrificio y afeitarse para dejároslo volver a crecer, las chicas también pueden colaborar haciéndose Mo Sistas, y todo el mundo puede hacer una donación a través de  mi movember en my space o directamete desde la web de Movember. Sino pudiste registrarte y empezar la campaña, puedes colaborar ahora haciendo una donación o simplemente promocionándome por la Web para que más gente colabore. Donaciones en/Donating online at: http://mobro.co/joselalcaraz

Aquí en éste vídeo se explica muy bien en que consiste la campaña.

Comprobad como empecé mi lucha afeitándome y ya ésta creciendo otra vez.

Movember sacrifice

Ayudame a recaudar fondos para la lucha contra el cáncer y la salud mental.

Ago
29

Aprovechando que las distancias en Bélgica son pequeñas nos acercamos a pasar un día a visitar Brujas, capital de la región de Flandes Occidental. En poco más de media hora en tren de cercanías desde Bruselas llegas a ésta maravillosa y encantadora villa repleta de puentes que dan nombre a la ciudad. Es de todos conocido que el casco histórico de Brujas es su principal atractivo para visitarla, ya que han sabido mantener sus estructuras medievales a la perfección.
Brujas

Paseando entre sus calles uno no para de hacer fotos de cualquier rincón, de sus canales que hacen que la comparen con Venecia, de sus iglesias y sus plazas, todo limpio y perfectamente conservado para deleite del turista. Deambulando por sus calles, tuvimos tiempo para comer, degustar unos deliciosos bombones belgas, y hasta comprar un par de carteles retro en un mercadillo de antigüedades.

Canales de Brujas

El día se iba marchando y era hora de volver a Bruselas, pero antes de partir, con una preciosa luz del atardecer, era hora de saciar nuestras sedientas gargantas con una buena cerveza belga. El destino nos llevó a una coqueta cervecería llamada “T Brugsch Bieratelier” situada en la calle Wijngaardstraat 13, con una estupenda colección de cervezas de barril belgas. El local es pequeñito, no podrás degustar otra cosa que no sea cerveza, no había mucha gente, lo que nos permitió charlar con el joven camarero, sentados en la misma barra, al que le pedimos consejo. Nos recomendó dos estupendas cervezas de abadía tiradas de grifo, que sabían de maravilla. Nos estuvo explicando las diferencias de la doble y triple malta, y no nos resistimos a tomamos otras dos cervezas más que nos elevaron al nirvana del paraíso de las cervezas.

T Brugsch Bieratelier

Nos fuimos de Brujas con una sonrisa en los labios, contentos por haber visto una preciosa ciudad y por haber pasado un día redondo, como los barriles de la cervecería T Brugsch, que no os podéis perder si vais alguna vez.

Jun
22

La pasada Semana Santa, mi mujer y yo hicimos una escapada vía Eurotunel a Bélgica, país en el que antes sólo había estado de refilón, el año 1991, cogiendo un ferry desde Oostende para ir a Dover. Aunque pueda parecer que el Eurotúnel es caro, no lo es tanto si coges con tiempo los billetes del Eurostar, y nos salió muy bien de precio el combinado de tren y hotel. Es rápido y cómodo, te evitas el transporte desde Londres hasta el aeropuerto, que suele encarecer cualquier vuelo low cost, y no hace falta ir dos horas antes, con media hora antes de que salga tu tren es suficiente. No da ninguna sensación especial atravesarlo, es como cuando vas en metro o por un túnel, y apenas tarda 15 minutos en recorrer el Canal, una gozada, aunque entiendo que haya gente que le de aprensión pensar que encima del túnel escavado se tiene todo el agua marina del Canal de La Mancha.

Eurostar

Durante el trayecto de ida iba dormido y ni me enteré que lo atravesaba, sólo al abrir os ojos me di cuenta que estábamos ya en Francia al ver unas granjas con nombres en francés. En un santiamén pasamos del centro de Londres al centro de Bruselas y listos para empezar una nueva aventura. Nada más llegar el famoso Tintín nos daba la bienvenida a la estación en forma de gran mural referente al ferrocarril.

Tintín estación de Bruselas

Bruselas es una ciudad con una Gran Plaza preciosa, magnifica, una maravilla arquitectónica mundialmente conocida, pero que en general como ciudad, puedo decir que la noté con menos encanto que otras capitales europeas. Todo ello pese a tener unos cuantos lugares de interés muy dignos de visitar, más los atractivos de la cerveza y el chocolate belga. Pero no me voy a entretener en contar uno a uno los sitios que se pueden ver y que mucha gente ya conoce, como el museo Magritte, el Atomium, Manneken Pis, etc.

IMG_5679

Me voy a detener en un museo de Bruselas que merece mucho la pena visitar, el Autoworld. Si te gusta la historia, y te gustan los coches, éste es el lugar más fabuloso que te puedes imaginar. En un solo sitio tienes la mayor concentración de coches históricos posiblemente del mundo.

Autoworld, Bruselas

Puedes pasarte horas y horas contemplando y fotografiando esas obras de arte del diseño y la ingeniería, y como leí una vez por ahí, imaginarte todas las historias vividas en el interior de esas máquinas a lo largo de su existencia. Todo ello es lo que los hace especiales. Puedes contemplar automóviles fabricados desde finales del siglo XIX, hasta los años 80 del siglo XX. Así que ya sabes, si te gustan los coches y vas a Bruselas, no te importe perder una mañana visitando este lugar.

AutoworldMustang CadillacTiburón

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 457 seguidores