Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Casualidades del destino

Se han hecho infinidad de películas de encuentros, de casualidades, del destino que une a dos personas varias veces a lo largo de sus vidas. Otras sin embargo desaparecen, nunca más los vuelves a ver. Hay todo tipo de casualidades, desde encontrarte a un amigo hasta encontrarte un billete de 20 euros en el suelo. Los más supersticiosos lo achacan seguro a una especia de mano divina que nos dirige nuestras vidas, los más racionales a simples acontecimientos fruto del mero hecho de estar vivos y compartir el planeta tierra.

Todos tenemos este tipo de anécdotas, mi primo Ritxi se encontraba con nuestro amigo Emilio en varios veraneos en distintas ciudades. Un compañero de universidad al que no había visto en años se ha comprado un piso al lado de mi casa, etc.

En nuestro último viaje a Londres nos ha ocurrido una casualidad de las que dan que pensar. Cuando estuvimos hace nueve años viviendo allí quedamos para tomar unas cervezas con una profesora de Noelia llamada July, es inglesa y su marido español y estaban en Londres esos días. Todo normal, un rato agradable y sonrisas y hasta la próxima. El pasado día 24 de septiembre cuando íbamos a embarcar en el avión para volver a Madrid tras cinco días en Londres una voz nos llama y nos saluda, era ella July, la profesora de traducción de Noe, otra vez nos la volvíamos a encontrar en Londres, nueve años después. Quizás sea nuestro ángel de la guarda.

london-desde-el-movil-sep-07-220.jpg

Su encuentro fue muy oportuno porque veníamos de pasar un ultimo día en Inglaterra la mar de ajetreado. Habíamos presenciado un atropello en la estación Victoria, nos habían soplado 27 euros por dejar las maletas en la consigna unas horas, había habido un aviso de incendio y desalojo en el aeropuerto, el gilipollas de Easy Jet no nos dejaba subir al avión nuestro equipaje de mano y nos obligó a facturarlo, en fin… parecía que nos estaban echando de allí… entonces apareció July y la alegría volvió y pasamos el vuelo tranquilos y sonrientes. Esa última mañana no podía empañar un magnifico viaje.

4 comentarios to “Casualidades del destino”

  1. Serendipia se llama Lino. Hicieron una película al respecto “Serendipity”.

  2. O cagüenlahostiaputa qué casualidad!

    O,
    – soy de Mexico, del DF
    – Coño, conozco a un tipo que se llama Pancho allí
    – No jodas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: