Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Recintos pequeños

Cada vez me gusta más ver los conciertos en recintos pequeños y menos en grandes estadios o pabellones. Es verdad que los shows en los campos de fútbol suelen tener una química especial, por los montajes que se cascan las grandes estrellas y por toda la pirotecnia, pero la música, la verdad que aunque lleven un gran equipo de sonido siempre deja mucho que desear. Quizás sea una cuestión de edad, uno va haciéndose mayor y los maratones de varias horas de pie al aire libre los aguanta ya peor.

06rollingstones200708blog.jpg

En una sala pequeña y con una acústica decente no solo ves más de cerca de los músicos, te puedes entretener más en los pequeños detalles. Me gusta mirar de cerca las guitarras, los amplis, la manera de tocar y llega más de cerca de todos tus sentidos el esfuerzo de la banda por agradar.

marky-ramone-2006-024.jpg

Suelo ir a los conciertos del gruta 77 y allí se ve bien desde cualquier parte y la acústica siempre me ha gustado, además después de cada concierto los músicos suelen bajar a charlar con los seguidores, es todo más próximo y agradable, menos estrella “mírame y no me toques”.

Ayer pudimos disfrutar de un estupendo concierto de rock, pudimos ver a un grupo de grandísima calidad. Jon Spencer es un verdadero showman, con una voz increíble y le acompaña un elenco de músicos de lo más profesional. De verdad que chapeau por el concierto ofrecido. Lastima que se le fuera un poco la olla en las charlacas que se metía a mitad de canción, porque estiraba los temas tanto que se dejó en el tintero algunas buenas canciones de sus dos únicos discos con Heavy Trash. Pese a todo una noche de las que uno se reafirma en sus convicciones rocanroleras.

5 comentarios to “Recintos pequeños”

  1. Todavía no he disfrutado de un concierto en un recinto pequeño, todos han sido estadios, hasta el próximo de The Cure que será en un pabellón.

    Eso sí, a nivel amateur sí que me he mamado miles de conciertos en garajes, y mi antiguo grupo también nos hemos comido muchos locales chicos para tocar y ensayar.

  2. Bueno, un pabellón también lo considero grande. ¿Tú te imaginas haber visto ese concierto del Astoria en NY del 2000? Ver a u2 sin tanta parafernalia, tocando incluso versiones de los Who y de los Ramones, eso si que es grande.

  3. Uf, ese Won’t Get Fooled Again provocó que fuera corriendo a por el Who’s Next a la tienda más cercana y a por el primero de los Ramones. Así que le debo mucho a ese concierto. Grandísimo momento.

  4. ¿Os imaginais a U2 en una sala pequeña? ¿a Jon Spencer llenando un estadio? yo creo que no, principalmente por el tema “bisnes”.
    Particularmente prefiero los sitios pequeños, la cercania a los musicos y fundamentalmente que lo que hay es lo que hay, sin trucos, sin proyecciones, sin nada que te distraiga de lo que es propiamente musica…

  5. El concierto de 2000 en NYC fue en Irving Plaza, no en Astoria! Error de base, compañero, jajaja.
    Ya en serio, creo que cada tipo de concierto es muy diferente y precisamente por eso cada uno tiene su momento. Yo soy bastante estacional, de manera que en invierno me molan más los conciertos canijos, mientras que en primavera-verano, con una buena cerveza fría en la mano, prefiero conciertos a lo bestia e incluso festivales. Los pabellones no suelen molarme nada, ni en invierno, ni con calor, porque ni tienen la química de los estadios al aire libre, ni la cercanía de las pequeñas salas.
    Cada cosa en su momento, pues. ¿O no?
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: