Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Memoria colecTiVa

Ahora que se ponen de moda las series de televisión norteamericanas por su calidad, hayincluso quien afirma que lo mejor del cine norteamericano actual lo encontramos en la pequeña pantalla y no en Hollywood, he recordado algunas de las series que más me han impactado a lo largo de mi vida.

Como todo hijo de vecino fruto de la generación del baby boom de los setenta, es un ejercicio de nostalgia muy común dar por hecho nuestro cuelgue por Marco, La Pantera Rosa, Mazinguer Z, Súper Agente 86, La masa (Hulk), Starsky y Hutch, Los Hombres de Harrelson, Yo Claudio, Holocausto, Mike Hammer detective de labio leporino y sus tetudas secretarias, El Gran Héroe Americano, los lagartos de V, El Coche Fantástico, etc. Me pillaron más mayor Los Vigilantes de la playa y además es que me parecía una puta mierda de serie, salvo por las socorristas que estaban muy buenas.

Era una época con solo dos cadenas de televisión y sin internet para escaparnos del televisor, por la noche se veía la tele después de la cena y era una más de la familia con estas entrañables series. El zaping no existía y los anuncios los tarareaba hasta la abuela. Recuerdo que como la tele de mi casa era de cambiar con el dedo, no teníamos mando a distancia, me fabriqué con una antena de radio un “cambia canal” para llegar desde el sofá, un invento digno del mejor Homer Simpsom.

Otras grandes series que todos seguimos fueron Hill Street Blues cuya traducción buena es los azules (policias) de Hill Street, como si aquí dijéramos los maderos de Carabanchel y no lo del blues triste que pusieron aquí. Yo blues no escuché nunca en la serie aunque Furilo tuviera la cara de tipo anodino.
Había otra serie en la que ya salía Horatio de CSI con cara inexpresiva y un poli gordo la mar de desagradable, también de polis en Nueva York que ahora no recuerdo su nombre y que yo veía por las noches.

Créditos del dibujo: Lizkay

De las actuales solo he seguido con interés alguna temporada de House, que es una especie de Sherlock Holmes médico. El otro día oí en la radio a un contertuliano decir que lo que nos permite ver House sin volvernos hipocondríacos perdidos es que se trata de enfermedades tan raras que no pensamos nos vayan a pasar, que si fuera de infartos de miocardio estaríamos acojonados sentados en el sofá.

Pero de todas las series del mundo mundial la que más me ha marcado ha sido Twin Peaks. Si, la rara y extraña serie de David Lynch. Su cadencia, sus personajes raros, su surrealismo, todo, me encantaba. Sus trece primeros capítulos son de antología, todo el mundo en España por aquel entonces preguntaba ¿Quien mató a Laura Palmer? Aun hoy en día cuando vemos a una friki rara mayor nos acordamos de Lady Leño. Lástima que al final se le fue la olla del todo y quedó más flojo suultimo tramo. Pero la serie tuvo un impacto bárbaro en nuestras conciencias colectivas y no digamos ya la banda sonora de Angelo Baladamenti que todo el mundo compró. A mi esta serie me salvó de un depresión que tuve por entonces. No quería hacer nada, me aburría enormemente a todas horas, estaba triste, la típica depresión adolescente que uno no sabe bien como interpretar, tan solo me mantenía vivo esperar cada semana que llegara el capitulo de Twin Peaks, parece exagerado pero fue así, le debo en parte superar una depre a esta pequeña obra maestra.

Anuncios

13 comentarios to “Memoria colecTiVa”

  1. Mítica Twin Peaks. Me encantaba esa atmósfera… lástima las idas de pinza continuas de este director. Una vez que se sabe quién fue el asesino creo que cae en picado, aunque en algunos capítulos se mantenga a flote gracias a alguna que otra situación cómica. Miguel Ferrer de vez en cuando me arrancaba algunas carcajadas.

    El último capítulo es fruto de un demente, tío. ¿Qué cojones es esto? -me pregunté. De verdad, sentía impotencia… que termine de esa forma tan incomprensible me desconcertó. Llegué a la conclusión de que Lynch me estaba diciendo en la puta cara que era un tonto al no entender ese final.

    Saludos.

  2. Coincido en casi todas la series contigo Jose, por algo somos de la misma generación, ¿quien de nuestra edad no ha querido ser alguna vez un “Hombre de Harrelson”?.
    Lo mejor de aquellas series sin duda ninguna y no admito discusión posible en esto eran las bandas sonoras, gloriosas melodías funk en aquellas series de finales de los 70, que luego algún productor listillo se encargó de destrozar para el cine con esas revisiones horrorosas preparadas para el celuloide de hace algunos años, así le va a la industria americana cada vez más falta de ideas para el cine.
    De la series contemporáneas la mejor para mi es The Sopranos y en tono comico sarcástico Mi name is Earl, esta ultima n V.O antes que los de la Sexta s la cargaran con el doblaje, como algunas otras, tampoco se me puede olvidar Los Simpsons y por supuesto Futurama (para mi gusto mucho mejor que los Simpsons) en cuanto a animación se refiere.

    Alberto: ¿Cuanto le deben The Who a Jerry Bruckheimer? 😛 😛

  3. De hecho, Twin Peaks vino con el cartel de primera serie de calidad norteamericana que llegaba (lo cual es falso, para eso estaba la maravillosa “Canción Triste de Hill Street”), y lo fue, durante varios episodios, pero la enfermedad mental de David Lynch provocó que con el transcurso de la serie, no la quiero ni regalada…

  4. Ya lo has dicho todo.Excepto los grandes Dibujos Animados de la época.
    Típica conversación que sale como mínimo una vez cada trimestre en mi entorno treintañero.Cada uno dirá que su generación es la mejor y todo eso….pero yo no la cambio por nada del mundo, los del 71/72/73 somos de una pasta especial 🙂
    Vivir el paso de la TV pública a la privada tampoco tiene precio, pero eso es otro post, no? Las mama-chicho…y el progrmama de Mayra Gomez Kemp en antena3, son un hito en toda regla.

  5. Como bien decís la serie (Twin Peacks) moló hasta que se supo quien era el malo, después fue infumable.

    A mi también me gusta me llamo Earl, Fat, me parece muy Freak y esta graciosa.

    Julio yo soy del 70, un año más viejo pero es verdad que somos los de esos años muy molones.

  6. Creo que me voy a cambiar el nick a “discrepante”, je je, ¿será que como abuelako y encima gabacho me convierto inexorablemente en gruñon?
    En fin, no conseguí tragarme ni un mal episodio de Twin peaks y en todas las películas que he visto de Lynch me he quedado dormido o casi- incluida Blue Velvet. Me toca los cojones y me parece forzado su rollito “voy de raro”. Me cogí el otro día en la Mediateca “Mulholland Drive”. Tengo pendiente de verla a ver si me cambia la percepción.
    En cuanto a las series, solo he echado en falta “Spencer detective privado”, un clásico de nuestras sobremesas veraniegas de adolescencia tardía.

    “Cheers” también tuvo su gracia un tiempo pero luego se conviertió en demasiado repetitiva.

  7. Por cierto, el Dotor House ese no sólo no me gusta sino que me pone de mala hostia. No me explico como te puede gustar José. En fin, ya hablaremos…

  8. Como ya dije la serie Twin Peaks me enganchó hasta que se le fue la olla totalmente a David Lynch, a mi si me gusta Tercipelo Azul con un Denis Hopper increíble.

    Spencer ni me acuerdo.

  9. He de confesar y se que despues de esto sere vilmente despellejado, YO NO HE VISTO TWiN PEAKS…

  10. Aparte de la querencia por Funkadelic, ya tenemos otra cosa en común Fat!

  11. valgame Dios, decir que algo no te gusta sin verlo apenas.

    Bueno es hasta comprensible a mi me pasa con la serie esa de Perdidos, que no me gusta y no he logrado ver nunca más de dos minutos enteros, eso si hay uno ahí que parece el Sevilla de los Mojinos Escocios.

  12. Si queréis documentaros sobre tan agradables y nostálgicos recuerdos catódicos, que yo también comparto, deberíais de conseguir este par de entretenidos libros:
    Televisión de culto- del gran Antonio Blanco (el de La Matanza Caníbal de….) Dedicado a series
    Telebasura española- de fausto Fdez. Dedicado a programas
    Los 2 están editados por Glenat dentro de la colección biblioteca Dr. Vértigo. Creo que están descatalogados, pero se pueden encontrar entre las ofertas de algunas librerías. Merece la pena, de verdad.
    Saludos!

  13. Y si sentís nostalgia o queréis saber qué fue de muchos de los actores, directores o cantantes que desaparecieron de la noche a la mañana, visitad esta web, que está bastante bien:

    http://www.lacoctelera.com/quefuede


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: