Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Que la suerte os acompañe

Soy tan ingenuo que cuando hay bote en la primitiva juego pensando que ese día es el que me va a tocar, sueño despierto y lo primero que pienso es lo mismo que millones de españolitos; si me toca dejo de trabajar ya mismo y voy a recursos humanos con un matasuegras y les digo, “ahí os quedáis” mientras soplo por el artilugio. Recuerdo un profesor de matemáticas en bachillerato que nos explicaba las nulas posibilidades que tenemos de que nos toque un primitiva, pero de todos modos y pese a ser muy difícil, como dice el dicho popular “tocar toca” y como aquel chiste del agarrao que le pedía a Dios que le tocara la lotería sin comprar, si juegas de vez en cuando, pues quien sabe, la suerte esta ahí para cualquiera.

En mi familia ninguno se ha hecho millonario pero algo ha caído en alguna ocasión, el año pasado mi tío de Mataró pesco algo del tercer premio que repartió entre sus hermanos. Una vez a mi hermano Manolo le toco un décimo de la once, pero cuando tocaba poco, ahora reparte más dinero. A mis padres les tocó un viaje a Marruecos por comprar un edredón. A Noelia le tocó una maquina de aire acondicionado en una ocasión. Yo nunca he tenido demasiada suerte pero en el ultimo año me ha sonreído en pequeñas cosas, me tocó una colección de videos de los Monster por una chorrada en internet y el otro día me regalaron un ipod pequeñito los de orange por vender muchos adsl en verano, lo más curioso es que este no me lo esperaba pues ni sabía que me pertenecía hasta que llegó el regalo a mi trabajo con mi nombre en el sobre y la carta de agradecimiento.

Se acerca ya el día 22 de diciembre, el día de la lotería de navidad, y todos estamos estos días anteriores pensando ¿seré yo esta vez el que salga en la tele descorchando cava? Para mi la navidad oficialmente empieza con la cantinela de los niños de San Ildefonso. Los chavales en la universidad están ya hasta el ñacle de ir a clase a estas alturas y ese día marca el inicio de sus vacaciones, los demás estamos ya hasta el búllate de navidad. La culpa es de los centros comerciales y de los ayuntamientos. Si porque les ha dado por inaugurar la navidad a finales de noviembre, llegará el día que volvamos de la playa en septiembre y ya habrá escaparates con renos y papa noeles. Creo que ahora con la problemática del cambio climático empezaremos a ver poco a poco como los ayuntamientos retrasan el alumbrado de las fiestas de navidad y quizás algún día volverá a empezar la navidad el día 22. Bueno amigos, que la suerte os acompañe.

6 comentarios to “Que la suerte os acompañe”

  1. A mi me tocó una vez un coche- un nissan micra- en el antiguo hipermercado Jumbo. De hecho cuando fui a recogerlo con mi madre, nos encontramos contigo y con tu padre, te acuerdas?

    Sin embargo, la lotería de Navidad me parece un timo impresionante. El precio es carísimo en función de la cuantía de los premios y las probabilidades. Se aprovechan de los compromisos y de que la gente cae por miedo a ser el jilipollas que no ha querido jugar si alguna vez toca: cuantas veces habré comprado a regañadientes pensando “si les toca a los compañeros de curro y a mi no…”

  2. Supongo que como la mayoría, mi relación con la primitiva y la lotería de navidad comenzó casi al mismo tiempo que mi vida laboral. A la primera juego ocasionalmente, sobretodo cuando el ánimo esta en la reserva y a la segunda juego un poco “por si acaso” comprando alguna participación en el trabajo, por compromiso o en los sitios que frecuento. Esperanzas tengo muy pocas y aunque es inevitable soñar, con lo que me gasto, si toca, no salgo de pobre.
    De Las navidades cada vez me cuesta más ver lo bueno, que algo hay, y menos ver lo malo, de lo que andan sobradas. Sólo por el mensaje navideño de King Juanca habría que suprimirlas!…. estoy deseando que pasen antes de que lleguen.
    Siguiendo con los deseos ojalá que el 22 le toque la lotería a los que lo necesiten o por lo menos se lo merezcan, que hay muchos. Nosotros quizás?

  3. No sé por qué, pero este año no llevo nada de lotería, así que con la suerte que tengo seguramente le toque a alguien que conozco y yo me quede con cara de bobo. ¡Estad atentos! La suerte está echada.

  4. Mañana es un día muy especial para mi, y es que aunque no me toque nada, que no me tocará (como siempre), suelo acabar el día con una sonrisa en los labios, también he de decir que lo comienzo un poco triste, la razón no la sé.
    Si las probabilidades de que os toque el gordo son mínimas, imaginaos a mí, que me tocó una vez hace 34 años y todavía no me lo he gastado, me refiero a la vida.El mayor tesoro que pueda exixtir.
    Yo no suelo echar a loterias, sorteos, etc…pero de higos a brevas me dá por ahí, como a tí, y me ilusiono pensando en que me lo voy a gastar,…y parece que es el día,…pero al final como siempre rompo el boleto con desánimo y me autotranquilizo pensando en que no me puedo quejar y en las necesidades reales que sufren muchas personas en el mundo….
    Mañana, como siempre…escucharé cantar a los niños, me rodearé de quien dice que me quiere, y esperaré a que otro día tenga un poco más de suerte en esto del azar.😀

  5. Hola a todos:
    Como bien dice linóleo, hace ya infinidad de tiempo que me tocaron dos décimos del a ONCE, por desgracia en aquella época solo me tocaron 200.000 de las antiguas pesetas (que no estaba nada mal para el año 1984, creo recordar).
    Lo de la lotería de Navidad debe de ser tradición familiar, mi abuelo Ricardo jugaba siempre y nunca le tocó nada. Al igual que a mi padre que para una vez que tocaba la lotería en Cartagena, los compañeros no le habían mandado su correspondiente décimo (je, je..).
    Bueno como se suele decir el día 22 de diciembre puede ser el día de la alegría o el de la salud…
    Les deseo a todos muchísima suerte y si me toca a mi seguro que os enterais.
    Salud…

  6. Bueno Jota corre ahora mismo a comprar un numero…

    Es verdad Dani es la más repartida y toca menos . Claro que me acuerdo de aquel día, yo creía que eso de que te tocara un coche solo era en la tele y de mentiras.

    Cierto Julio el mejor regalo es la propia vida.

    Cierto es que lo de la lotería es de adultos, cuando eres estudiante lo único que compras es la rifa esa del jamón o la minicadena que nunca toca.

    ¡Que alegría hermano ! verte escribir en este rinconcito, un beso muy fuerte y suerte otra vez, no sabía yo eso del viejo, la verdad es que ponemos un circo y nos crecen los enanos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: