Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Inocencia perdida

La noche antes era un sin vivir, los nervios te atenazaban la tripa, deseabas que ya fuera de día para ir corriendo al salón. Hasta creías que habías oído entrar a los camellos, mi preferido era el rey negro, el polvorón y el vinito para que se tomen un refrigerio antes de seguir poniendo regalos. Por la mañana observabas asombrado que se habían tomado el vino pero que el polvorón estaba a medias. ¡Que estomago estos Reyes de Oriente si en cada casa se tienen que tomar un polvorón! Bueno al fin y al cabo son Magos así que ellos pueden con eso y con todo. Pensabas… que no me hayan traído Mirra, que no se ni lo que es.

No hay día más traumático en la vida de uno que aquel que te enteras que tus padres son los reyes, recuerdo perfectamente el momento justo. Lo más curioso es que hasta que no te lo dicen así de sopetón, uno ni se lo imagina. Yo perdí esta inocencia en la calle, detrás del edificio, en pleno campo, allí unos chicos más mayores supongo que hablando del tema me miraron y me dijeron “anda chaval si los Reyes son los padres” y aunque me resistí por un instante, en unos segundo pasé de dudar de ello a darme cuenta como una cascada de recuerdos de que lo que decían aquellos niños malos era verdad.

Pese a esta horrible noticia, el día de Reyes sigue siendo especial. Tus regalos en casa, los regalos repartidos por las casas de toda la familia, incluso los calcetines de la suegra te hacen ilusión. Y como no, el roscón de reyes, que esta buenísimo, yo lo prefiero relleno de nata. Es el ultimo festín calórico de las navidades, después llega la verdurita y el ejercicio físico, pero el día del roscón uno piensa “me pongo morao una vez mas esta navidad y basta”.

Hay quien dice que es mejor dar los regalos navideños a los niños el día 25 de diciembre, porque así tienen más días para jugar con ellos, pero yo creo que la noche de reyes, por tradición propia, tiene mas encanto que la moda impuesta de Papa Noel. La verdad que a quien realmente beneficia regalar también en Santa Claus es a la industria, porque estoy seguro que aunque haya regalos en navidad tambiéncae algo en Reyes.

Yo soy de los que disfruto más comprando regalos que recibiéndolos, a diferencia de otros chicos que detestan ir de compras, a mi me encanta, me gusta pensar en la otra persona y acertar, por qué hay gente que regala fatal, normalmente sucede cuando al comprar se dejan llevar más por su propio gusto que por el de la persona a la que regalany coño tan poco cuesta tanto, si es tu amigo sabes lo que le gusta o que ropa lleva, no es tan difícil.

Así que ya sabéis, el día 6 levantaos pronto e ir a ver que os han traído los Reyes Magos, espero que todos hayáis sido buenos y que a ninguno le traigan carbón.

7 comentarios to “Inocencia perdida”

  1. Realmente es duro aceptar cuando eres niño esa sobredosis de realidad que supone enterarte de quienes son los reyes, toda la ilusión y la magia del momento más esperado de la navidad a la mierda en un eterno segundo.
    La casualidad hizo que jugando, el día anterior me encontrase unos paquetes envueltos en papel de regalo debajo de la cama de mi madre. Tras el shock inicial inmediatamente me vinieron a la cabeza los comentarios de aquel gilipollas en el comedor del colegio, las extrañas maniobras domésticas de los últimos días…. y en especial esos innumerables e incomprensibles por qués de las cabalgatas: por qué al rey Gaspar se le caía la barba a pesar de sujetarla con una goma, por qué Baltasar más que negro era brillante y su cuello blanco, por qué Melchor usaba zapatillas deportivas un día tan especial, por qué, si lo sabían todo, tiraban caramelos de anís si no le gustaban a nadie o lo más intrigante aún, por qué el paje real se parecía tanto a mi vecino?
    Saludos a todos!

  2. Ahora que comentas lo de la cabalgata del barrio, Mr. Mosstrem, me he acordado de una anécdota:
    Cuando Lino y yo currábamos en Pizza Hut en nuestra adolescencia, uno de nuestros compañeros participaba en la organización de la cabalgata del barrio y un día llegó y le dijo a un compañero de Senegal “Amadou, tío, estoy hasta el ñacle de que todos los años salga un Baltasar pintado de betún” y Amadou aceptó. Moló mazo cuando la cabalgata pasó por delante de la pizzería y todos salimos a verle, qué risa todos.
    Un beso a todos y que os traigan muchas cosas los reyes majos.

    Noe

  3. Eres un crack Linóleo. ¡Cuánto humanismo y sabiduría hay en tus palabras!

    Feliz Noche de Reyes!!

  4. No sabes Yomismo lo mucho que me reconfortan tus palabras, gente como tú es la que hace falta.

  5. Mr.Mosstrem; me ha gustado mucho como has enriquecido con tu texto la idea del post inicial. Grande.

  6. A mi lo Reyes me llegaron el día 30 de Octubre…

    Los regalos nos los repartimos en mi casa el día 22 de Diciembre, no todos los años, pero el reparto se hace cuando nos juntamos todos los hermanos…

    Respecto a lo de las cabalgatas, con la cantidad de inmigrantes de color que tenemos ente nosotros me parece vergonzoso que tengan que pintar al concejal de turno.

    Que alegria volver a leer tu blog.

    Alberto: De nuevo en la batalla…

  7. El día que un niño sabe que los Reyes Magos no existen, se acaba su infancia. Y pensar que hay padres que van de modernos y a los hijos directamente les dicen que no hay tales Reyes…

    De paso matamos la inocencia y la infancia, todo a la vez. Y los niños dejarán de ser niños. Patético.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: