Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Amansados

Todas las mañanas al ir a trabajar veo una pintada en un muro que al leerla hace que me sienta algo culpable, como aquel que sabe que es verdad agacho la cabeza avergonzado y resoplo soñando con mejoras en las condiciones laborales de todos. La pintada dice así: Las hipotecas amansan al trabajador.

Quizás porque trabajo en una empresa sin representación sindical, ni buena ni mala sino más bien nula y el comité de empresa es recursos humanos y la dirección, observo con envidia las luchas de los obreros de otras empresas para mejorar sus condiciones de trabajo. En estos días pasados tan señalados, los madrileños hemos podido comprobar en directo una reivindicación de mejora laboral. Los trabajadores de la limpieza del metro de Madrideran para mi héroes, primero por echarle huevos y secundar la huelga la gran mayoría, luego por resistir tantos días y por aguantar incluso a la ultraliberal Esperanza Aguirre, amenazando impresentablemente con la rescisión de los contratos de todas estas empresas. Como si el derecho a la no huelga existiera y es precisamente lo contrario, el derecho a la huelga lo que ampara nuestra constitución.

Vale que si, que la tele, prensa y la propia comunidad ya se ha encargado bien de malmeter en contra de los trabajadores en lucha emitiendo imágenes de supuestos huelguistas haciendo actos de sabotaje. Es sospechoso que hubiera más basura acumulada de la que tiramos, vale, incluso recortes de periódico esparcidos hasta el infinito, si, pero nadie se paró a pensar en sus reivindicaciones, en que cobraban cada uno un sueldo diferente según la empresa contratada, un sueldo de mierda, con una precariedad escandalosa, vamos como le gusta a nuestros empresarios, tenernos bien jodidos y sino “son lentejas”. Encima la gente cuando veía a algún currelahaciendo servicios mínimos , protegidos por un vigilante de seguridad, les miraba con cara de asesinos por tener el metro tan sucio. Yo en vez de eso me daban ganas de aplaudirles y animarles por su lucha contra el capitalismo inhumano.

Al final parece que han conseguido mejoras en sus condiciones, me alegro por ellos, porque yo siempre estaré en mi pensamiento junto al obrero y aplaudo con envidia su valiente lucha.

11 comentarios to “Amansados”

  1. Y luego lo que más me jode de los ultra neocon en general tipo Esperanz Aguirre y demás gentuza es que me juego el cuello a que en su casita fijo que tienen al menos a dos o tres “chachas” limpiándole su mierda y sin ni siquiera darles de alta en la seguridad social. No sé si viene muy a cuento, pero es que me repatea la derecha.

  2. Hoy te felicito yo por este post cojonudo!

    Unos sindicatos fuertes son fundamentales para el equilibrio del sistema capitalista que nos ha tocado vivir. Ya sabes que yo habito en uno de los países más conservadores del mundo (por muy republicano y laico que sea) pero que mantiene un sistema público y unas prestaciones sociales muy superiores a las españolas gracias, entre otras cosas, a los sindicatos y a la capacidad de movilización de la población.

    En España a veces da la sensación de que solamente salimos a la calle cuando nuestro equipo de futbol desciende o fallece tragicamente un deportista famoso!

  3. La clase obrera se lleva en la sangre. Yo soy hijo de un afectado por la debacle de Delphi en Cádiz, que se ha llevado más de 4.000 puestos de trabajo.

    El trabajador poco a poco pierde poder, al igual que los sindicatos, y eso al final siempre beneficia a los mismos.

  4. Para mí los trabajadores de la empresa encargada de la limpieza en el metro no han sido héroes en ningún momento. Si hubiesen hecho la huelga con dignidad -no acudiendo a trabajar hasta conseguir las condiciones deseadas- habrían demostrado que las huelgas son, además de un derecho, una herramienta estupenda para presionar a la empresa.

    Pero no, estamos en España y días antes de empezar la famosa huelga, repartían una circular en la cual pedían colaboración ciudadana: “ensuciad el metro, nosotros lo haremos -arrojaremos papel de periódico y ketchup-, así se darán cuenta de lo necesaria que es nuestra labor”.

    Arrojar aceite a la entrada de un torno es de cabrón y, obviamente, es injusto tachar a todos por lo impresentable de algunos pero la sensación generalizada ha sido de vergüenza. Si es que no sabemos ni hacer una huelga como Dios manda, no cambiaremos nunca.

  5. Yo estoy de acuerdo en el fondo, pero no tanto en la forma, creo tal vez que algunos de los actos han perjudicado en la negociación, pero eso si con dos cojones la lucha obrera, el que la sigue la consigue…

  6. Jota, de verdad piensas que haciendo lo que tú comentas, ¿habrían conseguido algo? Yo estoy seguro que no.

  7. Todos estamos de acuerdo en el fondo, obviamente, en la forma no creo que esté de acuerdo ninguno porque tú puedes hacer huelga para conseguir mejores condiciones laborales pero lo que no puedes hacer es “dar por culo”.

    Perfecto que no limpien pero lo que hemos visto estos días en el metro no es ausencia de limpieza sino sabotajes por parte de algunos (subrayemos esto, por favor) empleados y la cerdería ciudadana en su más pura expresión. Y la actitud de esos pocos saboteadores, de esos hijos de puta, ha jodido la negociación de sus propios compañeros y a los usuarios del metro.

    Lucha obrera, por supuesto que sí, siempre hay que levantarse y luchar pero aparte de con cojones también con cabeza.

  8. Es increíble que dentro del propio gremio los sindicatos no hayan apoyado o planteado una huelga solidaria del sector, por lo menos en la comunidad de Madrid.
    Es increíble que en la firma de los convenios (en especial el de limpieza, que tienen la fuerza del número) no negocien la obligatoriedad de la administración de incluir unos mínimos razonables en los pliegos de condiciones que defiendan los derechos de los trabajadores de las concesionarias públicas. (En estos casos la administración fomenta la precariedad, los empresarios sonríen y los sindicatos……)
    Es increíble que para conseguir mis derechos tenga que joder con esas maneras los del vecino (en el supuesto de que fueran los trabajadores) y sus propios compañeros no lo condenen.
    Es increíble ver a esa aberrante presidenta gobernar con mentalidad de empresario, a golpe de puño en mesa una segunda legislatura y que aún encima se llame Esperanza.
    Es increíble la poca capacidad que tenemos a veces para meternos en la piel del otro.
    Y tu linóleo, aunque por motivos muy distintos, también eres increíble.

  9. Jur, jur, jur, el blog de Linóleo mola, más que una bitácora parece un foro. ¡Felicidades, Lino!

  10. ¡Molino, molino! ¡que viva el blog de Lino!
    Y la libertad de expresión!!

  11. Viva la libertad de expresión que en este foro/blog/genialidad se da al 100 % !!! y que todo siga así!!
    Respecto a la huelga del metro de Madrid, a mí siempre me parecieron unos jefes, lo que pasa que como mr. Julio los ponía a parir todas las mañanas, no decía nada creyendo que el equivocado era yo, pero ya veo que al menos coincide conmigo alguien.
    marcos

    pd: he estado buscando por casa la copia de Ernie y Benny que tenía… y no la he encontrado… echo de menos a estos dos personajes, hace mucho que no los veo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: