Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Persia

El primer televisor a color entro en mi casa un año antes de mundial 82, era un Philips, una obra de arte que duró en funcionamiento más de 20 años, hoy en día cualquier electrodoméstico esta programado para que no te dure más allá de lo que cubre la garantía, hay que vender, sino el mercado se resiente. Los de Nokia hace unos años sacaron un móvil anti golpes para aventureros, pues bien lo retiraron porque no se rompía nunca. Un amigo mío que estudiaba una ingeniería electrónica nos explicaba como eran capaces de programar un electrodoméstico para que valla fallando con el tiempo, le mirábamos atónitos. En fin todo sea en pro del nuevo capitalismo. Aquel televisor Philips duró en casa de mis padres toda la vida, yo ya llevo tres dvd en cinco años.

Lo primero que vimosal enchufar aquella tele en color fue un telediario que abría con la noticia de la guerra Irano-Iraquí. Estos dos países estuvieron enfrentados un montón de años, no se sabe muy bien para que, muriendo más de un millón de soldados y engordando las arcas de los fabricantes de armas. En esos mismos día llegaron ami bloque una familia de iraníes, refugiados políticos decían las vecinas cotillas. Ella se llama Shiva y él Jusef, según parece el había sido policía en la guardia del Sha de Persia y tuvo que salir corriendo tras la revolución de los ayatolaes. Eran una familia fascinante ante los ojos de un niño, con su gato persa y todo. Nos hicimos amigos y alguna vez bajábamos con mis padres a su casa a tomar el té y a comer pistachos de Irán que estaban de rechupete. Shiva sabía leer los posos del café y me dijo que iría alguna vez a un lugar desierto y montaría en camello… guau, eso sonaba fantástico.

Ayer tuve el gran placer de ver una película maravillosa sobre Irán, Persépolis. El transcurrir político y socialde aquel país bajo la perspectiva de una niña culta y rebelde. Una película que adapta los dos primeros álbumes del cómic del mismo nombre a la animación. El filme es la historia autobiográfica de su propia autora, Marjane Satrapi. Con unos estupendos dibujos sencillos, puro naif en blanco y negro de influencia underground, tiene como principal característica el indudable valor humano de su contenido narrativo, supone una llamada necesaria contra la intolerancia y el fundamentalismo político y religioso.

Si todavía no la habéis visto amigos, os animo a que no esperéis ni un minuto más y que disfrutéis tanto como yo de esta pequeña gran obra de arte.

“Mientras el cómic estadounidense de superhéroes se ha convertido en la reserva imaginativa del cine comercial, en Europa una nueva corriente reivindica la vigencia creativa y cultural del medio desde una perspectiva de autor. La autobiografía y la historieta de trasfondo social son los caminos emprendidos por estos nuevos creadores para demostrar la vigencia del cómic. Norma Editorial prepara la edición en septiembre de Persépolis, uno de los más representativos ejemplos de esta tendencia”
— Jaume Vidal, diario El País (28/agosto/2002)

” … con esta obra, la ilustradora iraní Marjane Strapi ha logrado demostrar de un plumazo que el cómic es capaz como lo pueden ser la literatura o el cine de reflejar con crudeza los episodios menos dulces de la Historia … /… Una mezcla de contundencia, sorna, desenfado, humor, sensibilidad y ausencia de victimismo barato” — Borja Hermoso, El Mundo(6/mayo/2002)

6 comentarios to “Persia”

  1. Mis padres tienen un SONY Trinitron de primera generación que todavía está een vida con más de 20 años y con una calidad de imagen impresionante. Eso sí, el mando a distancia ya no funciona prácticamente y ya no fabrican sustitutos ni los universales valen (todo, evidentemente para que te compres uno nuevo.) Sin embargo, ahí aguanta.

    Hace una semana, una revista semanal que se llama el “Correo Internacional” (no sé porque coño no existe en España, sí la ví en Portugal) y que se dedica a traducir al francés (en su edición francesa) artículos de diarios o revistas de todo el mundo sobre los temas de actualidad, dedicó su dossier especial al movimiento de defensores del “decrecimiento” o “downshifters” en versión inglesa (la portada era: “trabajar menos para ganar menos y vivir mejor”).
    Después de estas fechas de apología del consumismo que acabamos de pasar, uno de mis propósitos para 2008 es precisamente “gastar menos” y , de hecho, me he impuesto una cuota máxima de compras (excluyendo bienes fungibles, viajes o vacaciones) especialmente en lo que se refiere a ropa y aparatos electrónicos de diversa índole.
    Ya veremos si lo consigo!

    Saludos

    PS- No he visto la pelí, pero leí el libro de “Persépolis” y coincido en la valoración

  2. Feliz año Lino and company.
    El palabro que define eso que comentas es “obsolescencia” ni más ni menos. Aparte de afectar a chismes endemoniaos y electrodomésticos debe afectar también a relaciones de pareja y demás “que no aguantamos ná”, como dicen las abuelas.

    Persépolis es cojonuda.

  3. Merci por la recomendación, hace tiempo que tengo ganas de verla ya que me hablaron muy bien de ella. De hecho, el otro día lo intenté vía online con la web ‘Sinlamula’ pero la habían borrado del servidor.

    En cuanto al tema tecnológico… es una ful continua y cada vez irá a más. Tus 3 dvds en 5 años lo atestiguan. En mi caso, el Walkman Sony que tengo todavía funciona, mientras que ya me he comprado dos reproductores MP3 en menos de dos años.

    Por cierto, tema televisores. Mierdaca impresionante los que hacen ahora, en todos se ven el puto píxel, joder. Vale, luego llega el vendedor y te dice: “sí señor, pero aléjese un poco… ya verá cómo notará la diferencia”. Y claro, tú diciendo: sí, claro que la noto… como que me tengo que ir a Barbate para apreciarla. No sé, las teles de antes tenían una gran calidad, no me vale de nada eso de pantalla plana, que si FullHD, HDReady o demás polladas si luego no se ve mejor.

    Saludos macho, voy a olisquear un poco por aquí… que te tenía algo abandonado.

  4. Me ha gustado mucho esa manera autobiográfica de enlazar Irán con la tele, los vecinos y Persépolis

    Yo también tengo algunos recuerdos iraníes interesantes,debe ser un país que deja huella, aunque sea en su aproximación externa. Desde manifestantes en Hyde Park antes de la revolución, a un viaje por las islas de alrededor de Estocolmo con un grupo de jóvenes mayoritariamente iraníes. Creo que me inspiraré en estas reflexiones tuyas🙂

  5. Gracias por la recomendación de la peli Lino. Tenía ganas de verla, pero ahora que la recomiendas tú, me entran más ganas aún…

  6. gracias por la informacion me sirvio de mucho .besosssssssss


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: