Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Un día “polaroid”

Cómo estoy embalado con esto de los dibujillos, aprovecho el blog para sacar al sol otras tres viñetas. Creo que después haré un descanso para hablar de otros temas que surjan con el día a día y para no saturar al personal. Con estas tres historias termino un ciclo, se cierra con el encuentro casual entre dos viejos amigos, compañeros de aventuras en el pasado.

Suele pasar en una ciudad grande como Madrid, en la que cada persona vive en un barrio alejado del otro, que se tenga poco tiempo para coincidir. Uno se pasa la semana trabajando y el día libre hay que hacer virguerias para poder ver a los viejos amigos. Es un mal típico de nuestro tiempo, cada vez nos hacemos más individualistas y terminamos descuidando a la familia y a todo quisqui, vamos a terminar como los americanos que se encierran en su casa con sus perros, pizza y televisión, y no quieren saber nada del vecino.Y es que no hay nada más preciado hoy en día que poder disponer de tiempo libre. Cuando en el trabajo hago algún festivo, prefiero que me lo devuelvan en días libres que cobrarlo, porque el día libre no se paga ni con todo el oro del mundo.

Me gusta ir fijándome en la gente de camino al trabajo, me gusta observar la ropa que llevan, los complementos que usan. Un psicólogo te puede sacar rasgos de la personalidad por el tipo de camisa que te compraste o el color que eliges para tus complementos. Decía un amigo mío que a él no le gustaba dar muchas pistas, que por eso no le gustaba llevar chapas de grupos de música o camisetas muy explícitas de algo que le gustase, quería pasar inadvertido. Hoy en día a la mayoría les pasa lo contrario, por lo menos en la calle Fuencarral donde trabajo hay una competición entre unos y otros a ver quien es más guay, más fashion, más raro o más underground. Entre los últimos esnobs que han surgido por doquier, están los que llevan unos enormes auriculares en las orejas, parecen de esos tipos que hay en la pista del aeropuerto con las palas dirigiendo los aviones. La verdad es que desde mi punto de vista parecen gilipollas y más en estos tiempos, en los que todo menda lleva la música grabada en mp3, comprimida a 128 kbps. No creo que haga falta llevar los cascos de la cadena de música y encima para la mierda de música que escucha la mayoría, esa es otra. A este asunto le dediqué ayer un dibujillo, porque me encontré con dos tipos que llevaban los auriculares más grandes del mundo, parecía una competición a ver quien la tenía más grande.

la-vida-de-lino018.jpg

Por ultimo y para despedirme por hoy, le he dedicado una viñeta a ese momento del día en que uno llega a casa después de un duro día de trabajo, se quita los zapatos y se sienta en el sofá, es el premio del guerrero.

la-vida-de-lino019.jpg

Anuncios

5 comentarios to “Un día “polaroid””

  1. La calle Fuencarral y más la zona donde tu trabajas está llena de “frikis”, jejeje

  2. Jajajaja…se sale la viñeta del snob con los cascos en el metro. Y sí, la calle Fuencarral (y el Mercado ya no digamos) es para auténticos “fashion victims”. Me meo cada vez que paso por allí. Parece que si no llevas tropecientos piercings en tu piel, la perilla teñida de verde y la ropa más chick no eres nadie. Me lo tomo con humor. En el fondo es como una especie de barrio de salamanca para modernos porque la pasta que se deben gastar en imagen debe ser la leche. Y siempre renovando vestuario y complementos…Joder qué coñazo ir siempre a la última (supuestamente), qué esclavitud más tonta!!

    Lástima también que en esta sociedad todos estemos descuidando cada vez más las amistades. Parece que ya no hay tiempo para cultivarlas y solo nos quede para mirarnos el ombligo. En esto entono yo el primero el mea culpa. Cada vez me da más pereza tener que quedar con amigos si no es con los de todos los findes. Lo reconozco.

  3. Me ha llamado la atención, ahora que has aparcado el ciclo, que entre tus instantáneas no hayas incluido ninguna de las 8 horas de tormento, aunque en varias de ellas aparezcan el antes y el después…y sobrevuela en muchas de las miradas.

  4. Muy buenas, tío. Éstas son las que más me han gustado, jaja.

  5. […] para retomar el hilo de las historietas, aunque más bien siguen siendo viñetas. Hice una serie de dibujos basados en mi vida cotidiana en Madrid hace un tiempo, en ellos se reflejaba el metro camino del centro, o cuando llegaba a casa después […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: