Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Nostalgia

¿Como plasmar los recuerdos de tu infancia sin parecer algo ñoño? ¿Cómo evitar la nostalgia de un pasado que no volverá? Posiblemente evitando la típica comparación del que apela a su tiempo como mejor que el que se vive en este momento. La generación del baby boom en España ha llegado casi a la cuarentena sin dejar atrás aun su adolescencia, sin embargo somos victimas de la publicidad sin escrúpulos que nos vende coches apelando al barco de Chanquete o a Espinete. Una generación intelectualmente bien preparada pero muy mal desaprovechada por la realidad social y económica de nuestro país. Así lo veo yo. Poca gente de la que estudió contigo ves que ha conseguido trabajar en aquello de lo que esta realmente preparado. Tengo amigos abogados trabajando de teleoperador, historiadores de cajeros o economistas que solo han llegado a administrativo mal pagado. Y es que una vez nos dijeron que era mejor hacer una carrera universitaria y todos nos lo creímos, quizás nos lo creímos tantos que luego no era capaz de absorber el mercado tanto cerebro bien formado. Puede que como todo en la vida esto cambie, o quizás tengamos que irnos allí donde realmente nos necesiten sin excesivas trabas burocráticas, convertirnos en emigrantes o seguir cobrando mil euros, eso si no se te olvide chico “jasp”, con una sonrisa en la boca y sin quejarte demasiado.

Recuerdo que detrás de mi casa había trigales, hoy hay asfalto y un poquito más allá ha crecido otra ciudad más a golpe de especulación del ladrillo. Estas nuevas barriadas no tienen alma, paseas por ellas y podrías estar en Madrid, Guadalajara o Albacete sin notar la diferencia. Edificios bien cuadrados, casi iguales, sin nada que diferencia una zona de otra. Calles frías, sosas y aburridas. Eso si, un buen Corte Inglés que no falte, mejor hacemos antes el centro comercial que las escuelas, guarderías, ambulatorios y demás equipamientos, para qué queremos más infraestructuras si podemos gastar dinero en las rebajas de todo el año.

En fin, también cuando fuimos a vivir allí al lado del trigo, éramos la última casa de Madrid, y también el barrio se fue haciendo poco a poco. Yo estaba siempre en la calle, en casa solo me quedaba para jugar a las chapas o a los clicks, pero bocadillo en mano bajaba al parque con los demás críos, con lluvia, sol o con frió. En el campo hacíamos campamentos secretos, a los que llevabamos a las chicas para darnos los primeros besos, nos hacíamos ballestas, tirabolas y corríamos a escondernos cuando venían los malotes de la UVA a quitarnos la pelota. Me gustaba ponerme las botas de goma y pisar el barro de los charcos y coger saltamontes en verano para hacerles perrerías. Hoy en día no se muy bien lo que hacen los niños, todo el mundo dice que salen menos a jugar a la calle y que están más gordos y perezosos. El otro día leí que no era tanto la dieta sino que deberían dar cuatro horas de gimnasia a la semana y se acabaría en parte este problema de obesidad infantil. No se, en un futuro ellos también dirán que su tiempo fue mejor, que por lo menos comían bollicao y jugaban con la consola, “no como los de ahora, que comen pastillas gamma y se insertan chips debajo de la cara”.

Anuncios

6 comentarios to “Nostalgia”

  1. Totalmente de acuerdo. En lo de los centros comerciales en las nuevas barriadas me he acordado de esta viñeta de Forges…

    http://www.galeon.com/gentealternativa/ojocritico/ojocritico31.htm

  2. Yo soy de la F.P, trabajo en lo que estudie y me gusta mi curro.

    De la nostalgia o cualquier tiempo pasado fue mejor, lo que nos pasa es que empieza a pesar el DNI.

  3. Enhorabuena por currar en lo tuyo, Fat; estoy rodeada de amigos que trabajan en lo que pueden: teleoperador, administrativo, Telepizza, becario, visitador médico etc etc.

    No hablemos del sueldo, que muchos no llegamos ni al mileurismo y no hablemos de poder vivir sólo, cuando una hipoteca o alquiler está a mínimo 900euros. Lino y yo tuvimos suerte y compramos la casa antes del boom, pero ahora ¿qué haces? pues compartir piso y pagar unos 300 euros por una habitación, porque con tu sueldo de máximo 1000euros a ver qué haces.

    En los curros la dirección está en ese plan: mal sueldo y malas condiciones, son lentejas, porque si tú no lo aceptas hay 10 que quieren el curro.

    Para que luego digan que si la gente vive por encima de sus posibilidades, no, si encima de estar puteado todo el año me voy a quedar sin vacaciones o sin salir…

    Un beso a todos.

  4. No tengo carrera ni ninguna preparación especial. No me gusta especialmente mi trabajo, pero es con gran diferencia el mejor que he tenido. Si llevo una penitencia a mis espaldas, es que mis clientes, además de ser a veces un poco soberbios, siempre tienen la misma edad y constantemente me recuerdan lo que no pude disfrutar: Cinco (más o menos) años de vida universitaria y haber estudiado lo que quería.

  5. Don Mosstrem nunca es tarde para ponerse a estudiar, si te gusta hazlo…yo he empezado a mejorar mi ingles hoy mismo, y me va a pillar el toro, pero lo voy a intentar.

  6. “no como los de ahora, que comen pastillas gamma y se insertan chips debajo de la cara”

    Jaja, ya ves. En cuanto al tema de la ropa pues es muy curioso, porque cualquier moda vuelve con el paso de los años. En un futuro nuestros hijos les dirán a los suyos: “bájate esos pantalones, que los tienes por los sobacos…”. Y éstos les responderán “no seáis antiguos, que así parezco que voy cagao. Anda que vaya risas cuando veo fotos de vuestra época…”

    En fin, ley de vida.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: