Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Turista en tu ciudad

Vivo en Madrid desde que nací y todavía hay cosas típicas de la ciudad que no he hecho nunca, como por ejemplo ir a la pradera de San Isidro a comer las rosquillas tontas y las listas. De hecho es que muchas veces en esta fechas he pensado comprar las famosas rosquillas, alguna vez he entrado en la pastelería a pedir el precio, pero siempre me han parecido caras para lo que aparentemente parecen, una galleta adornada y ya esta. Así que otro año más sin ir a la romería y sin comer las rosquillas. Quizás el año que viene si finalmente vamos a los Estates tampoco vaya y las pruebe.

Es posible que haya museos que hace tiempo que no me acerque o barrios en los que apenas piso, y es que una urbe con más de tres millones de habitantes es ya muy grande para estar en todas partes. Eso si me considero un buen conocedor de sus calles, siempre me ha gustado patear Madrid, estudiar su historia, ver sus fotos antiguas y pararme a ver las placas en los edificios donde ponen algo de quien vivió allí.

No he estado nunca en el Planeratio de Tierno Galván, ni tampoco he montado nunca en unos Cars, al Parque de Atracciones hace tiempo que no voy, y al Zoo desde Chulín no he vuelto a pisar por allí, de todos modos los zoológicossiempre me dieron muchapena, hay animalillos que tienen una cara de aburridos encerrados, no se, es un poco cárcel y nunca me han gustado las jaulas.

Hece poco me monté por primera vez en una atracción madrileña típica, nuestro teleférico que va desde Rosales hasta la Casa de Campo en un agradable recorrido por encima de la ciudad en el que se pueden contemplar unas vistas estupendas de la metrópoli y de la masa arbórea. Me contaron allí mismo en las alturas que la Casa de Campo es el bosque mediterráneo urbano mas grande de Europa, suena a exagerado, pero da buen rollo para sacar pecho como madrileño. El viajecillo en esa retro cabina me encantó, me sentí como un niño mirando desde ese artilugio el sky line madrileño.

Anuncios

6 comentarios to “Turista en tu ciudad”

  1. “Así me siento yo” cada vez que paseo por las Ramblas, el Raval o el Barri Gòtic. De hecho a veces, pienso que estoy en otro lugar….
    El lunes que viene (por fin), pasaré la mañana y parte de la tarde merodeando por toda esa zona con la máquina de fotos al hombro como cualquier turista más…intentaré sacar provecho de mi experiencia y de la suerte.
    Cómo mal barcelonés que soy, nunca he visitado la sagrada familia por dentro, hace 25 años que no piso el parc Güell y nunca me he comido una paella en las ramblas, de esto último nunca me arrepentiré jajajaja
    PD: He estado varias veces el Museo más popular y visitado de catalunya, el del BarÇa…manda cojones 😀

  2. Madrid, como toda gran ciudad, nunca acaba. Te recomiendo dos parques, “El Capricho” en la Alameda de Osuna, el “Campo del Moro”, que mucha gente confunde con los Jardines de Sabatini, y el del Marqués de Suances en primavera.

    Julius, el Bernabéu también va camino de convertirse en el Museo más visitado de Madrid. Qué pena. By the way, hay una foto chula desde el restaurante del Corte Inglés de la última planta en Plaza Cataluña al atardecer.

  3. EL capricho lo tengo muy cerca de casa, he estado alguna vez, pero tengo que volver parta ver el refugio militar donde los republicanos tenian alli su cuartel general creo.

  4. Es muy normal, y más tratándose de Madriz. Aquí por ejemplo, hay sitios que por H o por B todavía no he visitado (y mira que es pequeño ésto…). A no ser que sea un pueblo, cualquier persona en algún momento va a sentirse turista en el lugar en el que vive. Y joder, ¡eso mola!. Si lo tuviéramos todo visto sería una mierda.

    Gracias por sus palabras. Aunque yo me conformo con diez aciertos y sus 5 y pico de euros correspondientes, jeje.

    Un abrazo.

  5. He probado las rosquillas y te recomiendo los buñuelos del día de los difuntos.
    Hace tiempo hablaba con una amiga que en Madrid no hay una gran fiesta reconocida como en Pamplona San Fermines, Sevilla la feria pero se esta haciendo muy popular como una gran fiesta madrileña el día del orgullo gay.
    Madrid como gran ciudad tiene sus cosas buenas, tiene todo pero también su malas su impersonalidad. Puedes morirte y nadie te echaría de menos.
    Es tan grande que hay veces que pasas por un sitio y te sorprende porque en los años que llevo aquí cosas no las conozco.
    Tenemos una sierra envidiable, un centro que desde que en una empresa de rehabilitación y también linoeo decidí mirar los edificios y nos sorpendería porque veríamos además de los fenix que hay millones de sorpresas….
    Agur

  6. Lo del teleférico es algo a lo que le tengo muchas ganas y nunca he hecho. A ver si en breve me animo. Subí hace unos años en vacaciones al teleférico de Benalmádena y la verdad es que me mareé un poquillo. Llamadme “nena” o lo que queráis pero el rápido contraste entre sierra y mar me trajo algún problema que otro….jajaja…

    Un abrazo Lino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: