Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

DENVER

 

Cuando veía en Madrid, en vhs, el vídeo de u2 en Red Rocks, me quedaba pensativo cuando este empezaba, con esa vista aérea del centro de Denver con sus rascacielos y cómo se iba alejando la cámara hasta llegar al anfiteatro escavado en la roca. Pensaba que esa zona de rascacielos sería aburrida, como si fuera un área solo de negocios y oficinas, soso y rutinario.

 

 

Nada más alejado de la realidad, he estado ahí, hemos visitado Denver en Colorado y nos ha dejado impresionados como ciudad. Es divertida, cosmopolita, llena de restaurantes chulos, teatros, opera, clubs, bares, librerías, museos. Y precisamente esa zona de rascacielos esta llena de vida, sobre todo en la calle 16, peatonal, con un autobús gratuito que recorre una milla entera. Abarrotada de comercios y de gente paseando, jugadores de dominó en sus bancos y mesas, vida, colorido, mezcla de razas y de idiomas.

 

 

Además de la animada calle 16, hay en la parte baja del centro un segundo foco de interés, llamado el LoDo, de edificios más antiguos y más bajos, de ladrillo rojo, de aire victoriano, es la antigua ciudad a la que llegaban los pioneros. Esta parte tiene los restaurantes más pintorescos y chic, las tiendas de moda más selectas y un ambiente callejero que no tiene nada que envidiar a las capitales europeas, con terrazas  y la gente disfrutando de un ágape y una cerveza Coors (Hecha con agua de las Montañas Rocosas).

 

 

 

 

Denver tiene también magníficos parques, un parque de atracciones en el mismo centro, zoológico, un estadio de football enorme donde juegan los Broncos y también un área repleto de museos de arte y de historia  que no hay que perderse.

 

 

 

Además tiene muy cerca las imponentes Montañas Rocosas, que sirven de fondo a la ciudad, como en un cuadro de Velázquez forman una vista impresionante con unos atardeceres únicos llenos de color en el cielo. Y son visita obligada para amantes de la montaña y el senderismo. Allí al abrigo de las montañas esta Red Rocks, excavado en la roca roja, inspirado en los teatros griegos, un anfiteatro de 9000 personas, con una acústica increíble por el que han pasado, no solo u2, sino también, Police, Stevie Ray Vaugham, y muchos más. Para mí que siempre fui un gran fan de u2, estar allí debajo de las imponentes rocas de color rojo ha sido también muy emocionante. 

 

 

 

 

 

Denver merece mucho la pena, volveremos.

 

 

 

 

10 comentarios to “DENVER”

  1. Efectivamente, yo también pensaba que Denver era una ciudad un tanto monótona y con un punto absurdo, pero en tus fotos, como bien apuntas, parece una ciudad europea, incluso con cierto encanto! Eso por no hablar de Red Rocks, qué envidia pasear por allí. Otros que tocaron en ese anfiteatro, y que tienen un dvd oficial grabado en vivo en él, son Incubus. Cada vez que lo veo me acuerdo del concierto de U2. Es que al final la cabra siempre tira al monte!

  2. Ya me habían dicho antes que tanto la ciudad, muy divertida, como en el estado, con sus parques naturales, el esquí, etc., merecen mucho la pena. Supongo que hará ‘fresquito’ por la altitud.

  3. Friki!!!😀

    Es broma, qué envidia, ir a Red Rocks! Es un sitio mítico….
    La verdad es que leyendo tu entrada del blog apetece coger un avión y pasarse por Denver unos días. Muy interesante, gracias.

    Razz

  4. Impresionantes fotos!!! Y la piel de gallina al verte en pleno Red Rocks!!!! Dios!!!!!!

    Un fuerte abrazo!

  5. JOSE!!!!
    Me he enterado de tu permiso de trabajo!!!!
    ENHORABUENA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Hala, a currar.

  6. Espectacular. Cuantas vivencias y experiencias. Qué paisajes y recuerdos os vais a traer en la maleta cuando volváis. Aprovechad al máximo.

    Un abrazo virtual.

  7. Tiene pinta de molar Denver. Estás viviendo el sueño Americano…
    aunque a homer no le gustaban los Broncos de Denver, ¿por qué?.

    Un saludo.

  8. Tengo envidia perruna.

  9. Denver esta guapisimo, y seguro que os queda mas cerca que Omaha… eso si, si podeis aprovechad a salir de Denver y meteros en el otro lado, en las Rocosas… es ALUCINANTE.

    Y al que le guste esquiar, es el paraiso, por lo que me han contado. Yo estuve una vez en Vail, cojonudisimo.

  10. Gracias ZZ por escribir.

    Te hicimos caso y fuimos a Denver antes de que el clima se ponga chungatelas.

    Si que estaría bien dar el salto al otro lado de las Montañas, ya solo la carretera que las cruza tiene que ser un espectáculo.

    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: