Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Aterrizando en Frisco, día 25-Nov.

Muchas veces, aunque lleves todo preparado e impreso desde casa, el mapa del aeropuerto, dónde se coge el tren que lleva a la ciudad, etc… ocurre una cosa totalmente diferente a lo planeado, y esa también es la gracia de viajar. Llegamos a San Francisco el día antes de Thanksgiving y desplazarse hasta el Hotel en transporte público esa noche era una tarea un poco ardua, así que una señora policía nos aconsejó pillar un Shuttle “door to door” ; no solo por ser más cómodo, sino como ella decía: “es más seguro”. Tampoco fue mucho más caro que si hubiéramos tomado un tren de cercanías y en ese momento, tras tres horas de coche hasta Denver y después otras dos en avión, lo que uno quiere es llegar rápido al punto de destino.

Nos alojamos en el barrio de Marina, una parte ganada al mar después del gran incendio, cuando se celebró la Exposición Universal Panamá-Pacifica de 1915. Es una zona tranquila, de casas bajas, de color pastel. La elegimos pues así estábamos cerca del Golden Gate, la zona del puerto y la calle con más curvas de América.

Nada más llegar uno nota que realmente va a pasar una buena estancia allí, salimos a cero grados de Nebraska, con abrigo y todo y llegamos a Frisco casi en manga corta, aunque la verdad es que por la noche hace rasca con la humedad de la cercanía del mar.

Justo detrás de la calle Lombard esta la calle Chestnut, que es una zona de restaurantes y bares de copas muy animada, aunque cansados nos dió tiempo a ver el ambientillo nocturno y cenar en un estupendo restaurante italiano, pero de verdad, no de esos que tienen la pasta precocinada y le ponen una salsa pringosa encima, hasta los camareros eran italianos, emigrados de Milán y por cierto no muy amigos del Real Madrid.

Nos fuimos a la cama con esa sensación de que quedaba mucho por ver y con la duda de si estará algo abierto el día 26 en San Francisco…

To Be Continued.

4 comentarios to “Aterrizando en Frisco, día 25-Nov.”

  1. je, restaurantes italianos aqui hay a patadas, pero buenos se cuentan con los dedos de una mano. Aqui tb hace rasca por la noche, aunque nada que ver con Nebraska, claro😀
    Saludos

  2. que jodíos los milaneses anti-madridistas, encima que siempre ganan ellos, incluso este año con el equipo de veteranos, le tienen manía al madrid!

    • Ya te digo, encima que ganan siempre. Habia un camarero que era una mezcla entre Vicente Belda y Manolete , un punto… Eso si, se nota que eran espabilaos con el precio y la cantidad en los platos (mediterranean style), claro que acostumbrados a estas raciones enormes que nos ponen los yankees, un plato a la europea nos parece diminuto, eso si estaba delicioso, una salsa riquisima y el tiramisu de postre casero casero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: