Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Coit Tower, Castro, Haight Ashbury. 27-Nov.

Para no hacer de San Francisco una eternidad voy a intentar resumir nuestro segundo día en la ciudad en una sola entrada, pues aun queda también la segunda parte de nuestra experiencia californiana.

Hoy el día es fresco y lluvioso, en el amanecer la ciudad parece de color azul, marcho en mi paseo matutino a ver el Palace of Fine Arts, el barrio me encanta, tan marítimo, tan tranquilo en su despertar.

Nuestra primera cita es la subida hasta la Coit Tower, notamos el cansancio en las piernas de la pateada del día anterior y las cuestas esta vez se nos hacen interminables. Llegamos a la torre de estilo Art Déco y nos suben en ascensor hasta su cumbre. La vista es espectacular, aunque ha de ser tras ventanas acristaladas, quizás para evitar suicidios indeseados, o puede que sea para proteger del viento que sopla en la Bahía. De todos modos, las fotos hablan por si solas:

Cogemos un tranvía más moderno entre comillas, es de 1948, precioso, de color verde, en perfecto funcionamiento, el trayecto nos descubre el centro administrativo. Nos dirigimos al Castro, el famoso barrio gay de San Francisco, hace poco vimos la película de Milk y nos apetece mucho visitarlo. El barrio es muy cuco y elegante, bonitas colinas y casas. Esta perfectamente delimitado por banderas arco iris en cada calle y farola, el ambiente es igual al de Chueca, pero es arquitectónicamente mucho más bonito este. El cine Castro es precioso, me encantan los viejos cines americanos, sus fachadas, sus luminosos y sus carteles aun cambiados a mano.

Nuestra última parada del día es el cruce de Hight y Ashbury, famoso punto de concentración de los hippies en los años 60, queda alguna tienda de estilo bohemio y alguna librería anarquista, pero hoy en día se parece más a Candem de Londres, con punks y todo, que a lo que fue en los años psicodélicos. Acostumbrado a Malasaña, hoy en día no me llama la atención pese al recuerdo de su pasado.

Nos hacemos la foto de rigor y nos vamos raudos a por el coche de alquiler, mañana va a ser un gran día también, nos espera una mini road movie por la carretera costera californiana, estamos emocionados solo de pensarlo.

2 comentarios to “Coit Tower, Castro, Haight Ashbury. 27-Nov.”

  1. O sea que lo del comandante no era una leyenda urbana jaja; los pocos barrios gays que he visto ciertamente eran muy chulos, el de Manchester que recorri junto a mi hermana era el más limpio de la ciudad con diferencia y los edificios de estilo eduardianos y victorianos amén de los pubs, los méjor conservados.

    Siempre me ha fascinado San Francisco, desde que de pequeño veia esas pelís con las persecuciones por esas cuestas interminables y esas casas tan chulas.

    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: