Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Camino de Nevada, 26-12-09.

Tras abandonar el Arches Park, totalmente satisfechos con lo contemplado, volvemos a la carretera con destino Nevada. Como bien dice Joze “el camionero”, el trayecto de la autopista número 70 hasta la intersección con la 15 “es una pasada”.

Sospecho que hay que llenar el deposito y comer antes de ponernos en ruta, se me confirman mis temores, hay un tramo de 100 millas sin nada en medio, ni áreas de servicio, ni gasolineras, nada, salvo algún rancho de particulares. Además te lo avisan en un cartel para que no te despistes con el depósito medio vacío e incluso diría yo sin provisiones. Pensamos que si uno se queda tirado aquí, puede esperar sentado a que venga la grúa.

Pensamientos en voz alta mientras avanzamos por Utah, con la luz del atardecer a través de un desierto nevado, montañas de varios miles de metros, barrancos, cañones formados por ríos. Es un trayecto espectacular, paramos a hacernos fotos en un cañón inmenso, cada dos por tres los letreros nos avisan que hay una vista panorámica, es imposible parar en todas para no hacer el trayecto interminable. Cambiamos de conductor, seguimos adelante por esta carretera de apenas tráfico rodado, parecemos el llanero solitario.

Hemos visto el atardecer mientras nuestro coche se traga las millas. Ya de noche llegamos a Las Vegas, en mitad de la oscuridad un chorro de luz se asoma iluminando el horizonte. No hay duda, hemos llegado, son las 10 y media de la noche, nos alojamos en el Hotel-Casino Stratosphere. Aun nos da tiempo a subir a la torre y ver una impresionante vista nocturna de la ciudad del pecado. No nos montamos en el parque de atracciones de la cima, es demasiado para nuestro cansado animo después de un largo viaje en coche.

Al día siguiente recorremos a pie todo el Strip, mis suegros disfrutan mucho de este parque temático interminable que es Las Vegas en su calle principal. Pasamos dos noches aquí, no ganamos nada, tampoco perdemos lo apostado, la mañana del día 28 nos espera una nueva aventura, nos iremos camino del Gran Cañón…

Anuncios

2 comentarios to “Camino de Nevada, 26-12-09.”

  1. Dejo comentarios como el Guadiana, aparezco y desaparezco, no se puede quejar siempre le dejo bien parado. Bonitas fotos, desolado paisaje, sigan viajando y contando, es una gozada. Yo a esa cosa en Las Vegas si me subiría, debe de ser pura adrenalina.

    Agur

    • La verdad es que si, no me puedo quejar con sus apariciones.

      Yo sin embargo soy cagueta para las atracciones de feria, y más con la edad. Mi suegra decía que no se subiría ahí ni por un millón de dólares… Hombre por un millón yo si, hasta por 1000 solamente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: