Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Route 66, por Arizona.

Nos dirigíamos al Gran Cañón a través de la famosa ruta 66, nos habían contado que en Arizona había un par de pueblos ruteros anclados en el tiempo, en la época que se fundó la carretera madre de Estados Unidos y por la cual la gente empezó a hacer esto que tanto nos gusta; conducir por ocio, disfrutando del paisaje, de manera económica, mediante moteles y gasolineras con todo tipo de comodidades para los viajeros.

Por la Route 66 se viajaba por placer por primera vez en la historia, la fuerte industrialización del país después de la Segunda Guerra Mundial potenció la fabricación y acceso al automóvil a la mayoría de la población y nació en aquellos “Good Times” un nuevo tipo de turismo sin prisas, a través de todo tipo de carreteras del estado, pero sobre todo a través de esta carretera número 66 que iba desde Illinois a California.

Hoy en día quedan pocos tramos originales, pero en Arizona y Nuevo México hay abundantes huellas de su pasado glorioso. Estuvimos en su punto inicial, en Chicago y también la encontramos en San Luis, Missouri. Después hemos llegado a Santa Mónica su punto final y ahora hemos vivido un grandísimo tramo de la histórica ruta, una autentica gozada.

Como es de esperar nos hicimos fotos en los famosos carteles de la ruta en cuanto tuvimos ocasión. Pasamos por Kingman dónde todo recuerda a la histórica carretera, incluso pudimos ver un museo sobre la misma, la mar de interesente. Comprarnos unos souvenirs de la conocida iconografía y quisimos almorzar en un autentico diner al estilo años 50, que es la época que se evoca en toda la ruta. Se glorifica su pasado, se escucha su música y se siente uno un auténtico protagonista de una road movie americana. Nosotros estabamos literalmente flipados, somos amantes de la estética de los años 50, y también nos encanta el rock and roll clásico, así que estábamos radiantes de felicidad al viajar por ella.

Terminamos durmiendo en Williams, Arizona. Otro pueblo que es fiel reflejo de cómo era Estados Unidos en los años 50 y 60, es un museo viviente de aquella época, lleno de moteles y gasolineras de otro tiempo, hasta suena rockabilly en la calle y allí pudimos ver sus más famosos diners en plena Route 66, el Cruiser’s y el Twisters, dos auténticos templos para los fans de la “Mother Road”

Además Williams es la puerta al Parque Nacional del Gran Cañón, un lugar magnifico para descansar antes de visitar la famosa estampa paisajística, que nos esperaba en toda su inmensidad a la mañana siguiente.

6 comentarios to “Route 66, por Arizona.”

  1. ( Antonio dejó este enlace a esta web llamada ruta 66 motorcycles) http://www.ruta66motorcycles.com.

  2. Muy guapas las fotos y la ruta. Nosotros pasamos por algun tramo tambien. Dormimos en un motel clasico de la ruta, era muy hortera y desfasado pero ahora no recuerdo el nombre.

  3. Es que esta ruta es aluciante, la fama que tiene, que te vas a cualquier parte del mundo y te puedes encontrar un cartel. Hasta que no nos contaste a Sergio y a mi de que iba, veíamos los carteles y no sabíamos que era. Ya sabes que las fotos son muy chulas de American Graffiti total


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: