Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Austin, Texas. 6-2-10.

Amaneció un estupendo día soleado en Austin, la misión de hoy es disfrutar de la ciudad a tope. Nos pillamos el bus delante de la puerta del Motel, que esta muy cerca del centro para ir a ver el Capitolio, nuestra primera etapa del día. El transporte público en Estados Unidos, como ya sabemos, no es su punto fuerte; aunque a nosotros nos gusta si la ciudad lo tiene para cogerlo. Tuvimos que esperar media hora hasta que llegase, nuestros acompañantes de ruta son con aspecto de vagabundos, en muchas ciudades norteamericanas  solo cogen el bus valientes como nosotros y los más desfavorecidos, el resto va en su coche, América es así.

En la parada un muchacho afroamericano y ciego también espera, habla con nosotros, es muy majo, nos comenta cada cuanto pasa el autobús y un par de minutos antes de que llegue nos dice que nos preparemos que “ya viene”, nos quedamos flipados porque no se ve el bus ni a una milla de distancia, pero sorprendentemente aparece y bromea diciendo “are you taking me for a blind?”.

Nos bajamos unas pocas paradas más adelante y caminamos hasta el Capitolio de Texas de color ocre, unos metros más alto que el de Washington, por eso del orgullo tejano. Tiene el neoclásico típico de la época de su edificación, como casi todos los capitolios en cualquier estado. Por los alrededores hay un agradable parque, hoy lleno de boys scout que han venido a visitar el hemiciclo.

En los jardines estatuas al cuerpo de bomberos, cañones y lo que más nos llama la atención son las estatuas dedicadas a la caballería tejana confederada y a los estados del sur que formaron la confederación que luchaban contra el norte, por mantener un estilo de vida y modelo social que pretendía perpetuar la esclavitud como base de su economía.

Bajamos por la Avenida del Congreso, que aun mantiene bonitos edificios de hace 200 años junto con modernos edificios de oficinas. Por la calle hay sembradas un montón de esculturas en forma de guitarra electrica, felizmente decoradas, para recordarnos que estamos en la capital mundial de la música en directo.

Nuestro siguiente destino es ir a la rivera del río Colorado y buscar la estatua de nuestro idolatrado Stevie Ray Vaughan, para retratarnos junto a él… pero esta otra anécdota llegará en la próxima entrada al blog, hasta entonces os dejo con un vídeo del maestro en esta misma ciudad, del año 1983.

4 comentarios to “Austin, Texas. 6-2-10.”

  1. Es una ciudad muy guapa, con toda es música que hay, estudiantes y demás. Incluso cerca de la ciudad hay un lago con una parte nudista, que para ser Texas ya esta todo dicho jajaja.
    Imagino que habreis ido a algun concierto y eso, ya me diras que tal el ambiente y todo eso. Saludos!

  2. S, fuimos a ver un concierto, en las proximas entradas al blog termino mis andanzas por Austin. No sabía lo de la parte nudista del lago, mola.

    Hugs and kisses

  3. Hola Lino.

    Entro siempre a ver cómo os van las cosas por allí, y por lo que veo, no os va nada mal, de lo cual me alegro bastante.

    De Texas he oído que lo más increíble de ver y visitar son las llamadas “scenic roads”, que son carreteras no tan importantes ni tan rápidas por las que todo el mundo circula y viaja (ni las más modernas, claro), pero que tienen el valor que atraviesan los parajes más increíbles de todo el estado.

    La ciudad más importante de Texas, Houston, está a punto de desbancar como 3ª ciudad más importante del país a Chicago, cosa que no ha ocurrido jamás. Siempre han estado Los Angeles, New York y Chicago. Así que Houston debe ser increíble.

    Es cierta la rivalidad entre San Antonio y Houston? La primera tomó su nombre del general mexicano Antonio Lopez Santa Anna, del que cuentan auténticos horrores como persona y militar, y Houston se llama así por un general de los confederados llamado Samuel Houston, que derrotó a los mexicanos.

    Un compañero mío de trabajo es un fiel fan de la cadena de restaurantes tex-mez llamados Taco Bell, seguro que ya habrás pisado o visto por allí unos cuantos. Aunque los más famosos de aquellos lares. por lo visto, son el Cafe Adobe y el Escalante’s.

    Si yo estuviera en Houeston me pasaría a visitar el Centro espacial Lyndon B. Johnson, el corazón y cerebro de las misiones tripuladas al espacio y tb el Río Bravo a su paso por el Parque Nacional Big Bend. Aunque todo aquello debe ser tan enorme en las distancias que es imposible abarcar lo que uno desea con lo que se puede realmente hacer.

    Me alegro que sigais viajando y conociendo en profundidad aquel país, y sobre todo, nos lo enseñeis.

    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: