Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Memorabilia

En todos los viajes que hemos hecho por Estados Unidos, siempre que he tenido ocasión he tomado una foto de un cartel de estilo años 50, o de un coche típicamente americano, de esos que hemos visto tantas veces en las películas, y de los que hemos oído alabanzas en muchas de las canciones más populares del rock and roll y del soul.

También me gustan los coches de Hot Rod, que son muy rokcabillies, tuneados para su conservación, pero como dice un amigo mío, molan más los que están restaurados sin modificar en exceso su estilo original.

Hay también un montón de moteles con unos carteles estilo pop art increíbles, la lastima es que muchas veces están muy deteriorados, deberían invertir en sus conservación, pues los felices años de posguerra en Estados Unidos, con toda su estética, son un icono de la humanidad.

Hay muchos libros que rememoran ese estilos de las décadas del 40 al 70, lo retro esta de moda y cuando voy a cambiar el aceite al coche me leo revistas de vehículos de otra época. Me obsesiona el paso del tiempo y la fotografía nos ayuda a paralizar esos momentos que ya nunca volverán.

Así de este modo, poco a poco, me voy haciendo una colección de letreros, neones, bares de carretera, moteles y coches de otra época.  Curiosamente Manitou Springs, era una mina de todas estas cosas, me pude entretener un par de mañanas mientras iba a por el desayuno fotografiándolos, para mí fue todo un espectáculo.

6 comentarios to “Memorabilia”

  1. A mi también me encantan, tanto los carteles como los coches. A veces se ve cada trasto por la carretera, je je. Los de esta entrada son muy chulos todos!
    Saludos!

    • Ya te digo, ves cada uno por ahí, aquí muchos conducen el coche pasando de todo hasta que se cae a pedazos, pero otros son muy cuidados con su mantenimiento perfecto y tienen verdaderas joyas, como “El Gran Torino” , je.

      Un abrazo Marcoiris.

  2. El Paramount Theater de Seattle tenía un enorme luminoso en su fachada desde los años 30. El pobre ya estaba pachucho, le faltaban bombillas, otras estaban fundidas o rotas y el cartel ya se caía a cachos. El caso es que alguna mente retorcida planeó sustituir el cartel por una gran pantalla de video. La ciudad se le echó encima y un grupo de gente particular se organizó y comenzó a pedir donaciones para restaurar el cartel. Hoy lo podemos disfrutar totalmente restaurado, eso sí, con bombillas LED que la cosa está muy mal y hay que ahorrar 🙂
    Os dejo un dibujo del protagonista realizado por el ilustrador oficial del Seattle Times, otro Spaniard:
    http://seattletimes.nwsource.com/html/seattlesketcher/2009929038_the_paramount_sign_has_its_day.html
    Abrazos

  3. El coche con las llamas te queda muy bien! imaginate pasear por la Gran Via con la musica a todo trapo!! jajaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: