Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

La Gran Estupa de Dharmakaya, en Colorado

Hace tiempo ya que teníamos ganas de ir a visitar la Gran Estupa budista de Dharmakaya, que hay a una hora de camino de Fort Collins, en las Montañas Rocosas de Colorado.  La verdad es que encontrarse con un lugar así en pleno Oeste norteamericano es más que curioso.

Es una sensación a la par agradable y extraña visitar esta edificación de estilo oriental tan cerca de la vaquera Wyoming y la rural Nebraska. Como bien dice el refrán “todo es posible en América” y más allá de los tópicos de las hamburguesas y del patriotismo, Estados Unidos es un país con un crisol de culturas y de gentes que lo hace digno de ser descubierto más allá de las ideas preconcebidas de europeo engreído, que tenemos por el otro lado del océano.

En esta zona de Colorado abundan los aficionados a las filosofías orientales, a la vida en la naturaleza o al montañerismo bien entendido. Así que una vez puestos en situación y habiéndonos dejado crecer la barba al estilo Fort Collins, uno se hace más a la idea de la posibilidad de la existencia aquí de este paraíso de tranquilidad y meditación.

Para llegar al Shambhala Mountain Center hay que viajar incluso por carreteras sin asfaltar durante varias millas, pues se encuentra situado en un bonito valle de las montañas, entre bosques de pinos. Está perfectamente acondicionado con su restaurante oriental, sus tiendas de campaña para la primavera verano, zonas de clases de yoga, su centro para estudiantes de filosofías orientales, etc.… pero sin ser excesivamente agresivos con el entorno que lo haga parecer un lugar exclusivamente comercial.

Una vez llegado allí, uno ha de hacer un camino a pie de 15 minutos para llegar hasta la bella Estupa, que como es natural en este tipo de arquitectura, asemeja en su forma el cuerpo de Buda con su corona y todo. En el interior del templo hay una gran estatua de color dorado y  una vez  que consigue hacerse el silencio ( y ningún visitante más abre la puerta)  sientes de alguna manera cierta paz en tu espíritu por unos breves instantes… te dan ganas de pasarte aquí una larga temporada, sin necesidad de mirar el reloj en ningún momento.

7 comentarios to “La Gran Estupa de Dharmakaya, en Colorado”

  1. Oh, qué guapa, no sabia que había esta estupa por allí, tengo que visitarla en una próxima visita a Colorado (a ver cuando hay tiempo y dinerillo, sniff). Nosotros pasamos 15 días en un monasterio budista cerca de Katmandhú, fue una muy buena experiencia, muy recomendable. Son buenos sitios para encontrar paz y recuperar la armonía perdida. Gracias por la recomendación. Un abrazo!

  2. Flipante!!! En América hay de todo!!!

  3. Si tuviera que cambiar de religión me haría budista.

  4. Lo imprevisto, lo descolocado, lo extraño, lo diferente, lo sorpresivo …. me encanta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: