Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Twin Cities II

Denominé primera parte al anterior post porque pensaba que no iba a tardar tanto en escribir la segunda y como ya parece que ha pasado una eternidad, tan solo diré un par de apuntes más sobre las Twin Cities y pasaremos a otra cosa mariposa.

Cabe resaltar que nuestro segundo día en Minnesota lo pasamos enteramente en Saint Paul. Como era domingo y puente, el centro estaba poco animado. Imagino que el downtown entre semana será un hervidero de trabajadores sube y baja, pero este día estaba desangelado. Visitamos también su enorme Catedral Católica de estilo neoclásico y con planta griega, que domina la ciudad desde una majestuosa colina.

A sus pies empieza la Summit Ave, en la cual las adineradas familias del siglo XIX, enriquecidas por el ferrocarril, compitieron en hacerse la casa más chula y victoriana, así quedó un barrio de lo más cuco, en el que uno se imagina estar paseando por una auténtica ciudad británica. Aquí se puede visitar la casa de Francis Scott Key Fitzgerald, autor de El gran Gatsby.

Pero lo que más nos gustó, aparte de poder aun comer al aire libre en una terraza, es tomarnos un rico helado típicamente norteamericano en un histórico diner del centro se Saint Paul. Se llama Mickey’s Dining Car y es una preciosidad en funcionamiento desde 1939, con colores Art Déco.

Es el típico diner americano, que es ya un icono del siglo XX, dónde en un pequeño espacio la camarera te llama “honey” mientras rellena tazas de café a todo tipo de personajes solitarios sentados en la misma barra. Es tan famoso que sale en Easy Rider y por allí han pasado a comerse una hamburguesa desde Robert Altman a Arnold Schwarzenegger, entre muchos otros.

5 comentarios to “Twin Cities II”

  1. Impresionante y sin desperdicio este “Twin Cities II” por breve que sea. La Catedral, la calle con bellísimas casitas y el auténtico “Diner” te teletransportan allí de una manera tan real que casi tiene uno la sensación, con tus fotos y crónica, de estar allí físicamente…

    Un abrazo!

  2. ¡¡¡Cuanto tiempo niño!!!! Sólo pasaba por aquí para saludarte, si es que estoy de faena y “quehaceres” hasta la coronilla. He estado un buen rato poniéndome al día de tus avatares en el nuevo mundo.

    Un abrazo

  3. Un verdadero placer transitar por aquí “bro”😉

    Otro abrazo grande!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: