Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Los Puentes de Madison

Por segunda vez nos acercamos al condado de Madison, en Iowa, a visitar sus famosos puentes de madera cubiertos. La primera vez que fuimos a este bucólico paraje fue en mayo de 2009, en primavera, y bajo un intenso aguacero apenas pudimos contemplar el puente Roseman, el más famoso de todos ellos. Ahora en otoño, con las hojas cambiando de color y cayéndose de los árboles, hemos podido disfrutar del entorno en un estupendo día soleado.

Estos puentes fueron construidos a finales del siglo XIX por los granjeros de la zona para pagar impuestos, en vez de hacerlo en metálico se encargaban de la construcción de uno de ellos para beneficio de todos. De los diecinueve que existían en su tiempo quedan en pie solo seis. Su original estructura se debe a una orden de la junta del condado para preservar su suelo de la lluvia y de los duros inviernos, pues es de una madera cara. Los puentes tienen el nombre del dueño de la tierra más próxima.

Pero esta zona de colinas y árboles, de vida lenta y sosegada no sería tan famosa en la actualidad si no hubiese sido gracias a la película interpretada y dirigida por Clint Eastwood “The Bridges of Madison County”, adaptación de la novela escrita por Robert James Waller.

Hay gente que dice que es muy sensiblera, pero a mi la película me gusta y más cuando he estado allí y he visto con mis propios ojos el encanto del paisaje in situ. Qué poderoso icono es el cine norteamericano, que convierte una zona de Iowa en medio de la nada en un centro de peregrinación desde todo el mundo, y de muchas señoras que sueñan con un fotógrafo como Robert, que les de un poco de vida e ilusión a su anodina rutina matrimonial.

En esta ocasión pudimos contemplar un par de puentes más, y también comimos en el Northside Cafe de Winterset, que sale en el film, en donde Robert (Clint Eastwood) sentado en el cuarto taburete del bar, tomándose un café, empieza a darse cuenta de la que puede liar si se enrolla con Francesca (Meryl Streep) debido al qué dirán de las pequeñas poblaciones.

Pero para hacer aun más cinematográfica la visita, Winterset, la ciudad más grande de la zona, es donde nació John Wayne y allí en la pequeña casa familiar en la que tan solo vivió siete años de su vida, puedes ver en una rápida y cara visita, unos cuantos recuerdos del famoso actor usados en su dilatada carrera.

14 comentarios to “Los Puentes de Madison”

  1. Fantástica descripción, amigo José.
    Los sentimientos que agarran a uno en el lugar son tan entrañables como la película misma y tu relato me ha llevado a sentirlos una vez más.
    Muchas gracias y ¡viva el amor!🙂
    La Tus

    • Muchas gracias por seguir el blog y por aportar tu opinión Tusti. Que sepas que el día fue muy especial también porque fuimos todos juntos, nunca olvidaremos esta excursión en un bonito día de otoño de 2010.

      Lo que pasa es que no suelo hacer referencias a los acompañantes, ni siquiera a Noe, hablo casi siempre en plural, “fuimos” “vimos” porque hay gente que no le gusta aparecer por ahí en internet sin permiso.

      Viva el amor, viva la vida ¡

  2. Tienes mucha razon en lo de los iconos. De la que volviamos de Atlanta paramos en un pueblo cercano pequeñito llamado “Juliette”. Fue donde grabaron la pelicula “tomates verdes fritos” y el bar donde se grabó todavía funciona. Es casi lo unico que hay en un pueblo chiquitin, y todos los viejos del lugar salen a saludarte y luego hay varias tiendas de souvenirs

  3. Una excursión que tenemos pendiente, sí señor.

  4. No sabía la historia de los puentes!
    A mi la peli también me gustó mucho aunque sea sensiblera

  5. Enormes (por lo impresionantes) y bellísimos paisajes!! Debe ser toda una experiencia estar allí in situ. Me queda la deuda pendiente de ver la peli de Eastwood. Desde luego llevas razón en lo de “… qué poderosa es la iconografía del cine norteamericano”.

    Como dijo una vez un crítico: “Cuando el cine americano es bueno es insuperable”.

    Gracias una vez más por estas maravillosas crónicas ilustradas.

    Abrazos grandes!!

    P.D.: me cachis! sigo sin habituarme a los relojes/calendarios de los blogs y tal…, por eso a veces tardo en escribir. Por descuido…se me pasan las nuevas entradas y las veo tarde y eso que tu blog lo tengo (desde que lo estrenaste) en “mis favoritos” del ordena. Pero ya sabes cómo soy yo para estas cosas. Espero que me entiendas.

    • Gracias , no te preocupes con lo de las entradas y demás, este año voy muy poco a poco, pues tengo el día más ocupado que anteriormente, así que las entradas son más espaciadas y da tiempo a todo el mundo a dejar su opinión si lo desea, que tampoco es obligatorio. Además sé que la gente esta muy ajetreada y no hay mucho tiempo para leer tantas cosas en internet. Pero agradezco de corazón tus aportaciones.

  6. Hola Jose, veop que todo marcha muy bien por USA y me alegro.
    Gracias por relatarnos estos viajes tan bonitos que haces, tal vez parezca un poco freak lo de visitar los lugares de rodaje de las pelis pero bueno siempre está bien reconocer las cosas que ves en la gran pantalla, yo siempre he deseado visitar la tienda de discos de Alta Fidelidad no lo puedo negar y espero algún díapoder realizar ese sueño.
    Me gustaría tener más tiempo para visitar tu blog, pero entre el trabajo y los entrenamientos ando siempre un poco liado…

    Un fuerte abrazo y un beso para Noe.

    • Muchas gracias por escribir, ¿sabes en que ciudad esta la tienda,y si todavía existe como tienda de discos? Me alegro que estes a tope, currando y hecho un campeón, ya veo en tú blog que eres todo un maratón man, qué fuerte. Gracias por mandarnos recuerdos y descuida que no pasa nada porque entres de vez en cuando. Un abrazo campéon.

  7. Hola José, hacia mucho que no me pasaba por el blog pero estoy mas o menos al corriente de vuestras andanzas (acabo de intercambiar mensajes y fotos con Noé).

    Me parece que la peli Alta Fidelidad se rodo en Chicago, a pesar que el libro original de Hornby (muy muy divertido) se desarrolla en London o en alguno de sus suburbios.

    Un fuerte abrazo

  8. […] película de Clint Eastwood basada en la novela de Robert James Waller. Para nosotros era nuestra tercera visita, pero para nuestros amigos era una auténtica novedad, que por lo reflejado en sus caras al final […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: