Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

American Pie

Desde que Noelia y yo estamos en América, uno de nuestros favoritos pasatiempos es ir a ver lugares míticos relacionados con la historia del rock and roll, a fin de cuentas aquí nació y es desde donde se expandió como la pólvora por todo el mundo. Es esta una afición que nos viene de lejos, ya que también en Europa practicábamos esta costumbre. De esta manera fuimos al cementerio de Pere Lachaise en París a visitar la tumba de Jim Morrison, o estuvimos en Brighton buscando las localizaciones de la película Quadrophenia, o en Berlín fotografiando la Zoo Station. El placer es doble, porque no solo es que nos gusta la historia, es que somos unos apasionados de la música.

Aquí en los Estados Unidos hemos ido ya a visitar Memphis, la meca de todo buen aficionado, con la Sun Records, La Stax, el bar de BB King, La casa de Elvis, etc. Hemos pasado por Austin a ver la estatua de Stevie Ray Vaughan, fuimos a Los Angeles a conocer Venice Beach donde nacieron The Doors, estuvimos en la esquina de Haight y Astbury en San Francisco, lugar de llegada de miles de hippies en los 60, y nos acercamos a la playa de Pacifica solo porque sale en una canción de los Straitjackets, etc.

Nuestra última visita rocanrolera ha sido a escasas tres horas y media en coche, y aquí mismo en Iowa. En este estado se encuentra un pequeño pueblo con un bonito lago llamado Clear Lake. Este lugar en 1959 era parte de una gira de invierno en la que actuaron por última vez Buddy Holly, Ritchie Valens y Big Bopper, entre otros artistas que compartían cartel ese dos de Febrero. Terminado el concierto, estas jóvenes estrellas del rock and roll de los años cincuenta, decidieron tomar una avioneta que les llevara más rápidamente a su próximo bolo, ya que el autobús de la gira tenía la calefacción rota. Al poco tiempo de su despegue y en medio de una tormenta de nieve, el avión se estrelló sobre un campo de maíz y fallecieron todos sus ocupantes. Se le conoce como el día que murió la música, por la famosa canción American Pie, y fue como la puntilla final de la gloriosa década del nacimiento del rock and roll.

Aunque la música realmente no murió y el rock and roll se desarrolló a lo largo de las siguientes décadas hasta nuestros días, en un sin fin de estilos y modas. Pese a que fue una gran perdida, la herencia musical de Buddy Holly fue importantísima para el desarrollo posterior de los mismísimos Beatles o los Rolling Stones, entre otros miles de grupos que siguen haciendo canciones con la misma estructura que popularizó Buddy Holly.

Como es de suponer estuvimos en el Surf Ballroom, el local de aquella última actuación, en donde todos los inviernos se recuerda la efeméride con un festival de rock and roll, en el próximo actuara el mismísimo Jerry Lee Lewis. Desde Europa asisten a este evento un montón de fans del Reino Unino, donde tanta huella dejó el músico de las gafas de pasta.

El local tiene la misma decoración de los años cincuenta y es además un museo del rock and roll y de todos los grandes que han pasado a tocar por allí. Después estuvimos en el lugar del accidente donde hay un pequeño monumento conmemorativo y una estatua en forma de gafas de Buddy Holly a la entrada del campo de maíz. Podéis verlo en este pequeño vídeo homenaje que grabamos allí mismo.

7 comentarios to “American Pie”

  1. Buen post, una suerte poder recorrer todos esos lugares santos del rock.

    Saludos.

  2. Gracias, seguiremos aportando alguno más.

  3. Gracias por la cultura musical que siempre nos habéis mostrado y ahora por su historia. Que fácil haces entender todo

  4. Enorme y precioso post!! Muchas gracias José… y gracias por ese envío relacionado con ello (ya sabes) 😉

    Perdón por haber estado unas semanas ausentes del blog, pero justo ha coincidido con varios encargos seguidos con fines de semana liados incluidos.

    Estamos ansiosos de tu nueva crónica del último viaje… 😉

    Un abrazo grande “bro”!!

    • De nada majo, no tienes que disculparte, sé que estas liado en estas fechas, gracias por tus siempre cariñosas palabras en el blog. Me alegro mucho que te gustara la postal del poster de aquel último show en el Surf Ballroom. Un abrazo enorme.

  5. […] Holly y Big Bopper perdieron la vida. Si, volvemos a Clear Lake, unos meses después desde nuestra primera visita, para enseñárselo a nuestros amigos venidos de España. Ese día era además el cumpleaños de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: