Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Cleveland, finde rocanrolero.

Cleveland es una ciudad de medio millón de habitantes que se encuentra pegadita al lago Erie. Uno no la elegiría como punto de destino turístico si no fuera porque hace algunos años apostaron fuerte por ser la sede del Rock  Roll Hall of Fame and Museum . A nosotros, como fanáticos del Rock and Roll que somos, nos apetecía mucho visitarlo. Realmente es un invento para honrar y promover la carrera de los músicos que han hecho popular y parte de la historia este popurrí de estilos musicales llamado rock.

Además de los poderosos motivos económicos para su creación, uno quiere creer que la decisión de su ubicación también tiene que ver con que fue en Cleveland donde se acuñó el termino Rock and Roll por primera vez en la historia.

Fue un locutor de una radio local llamado Alan Freed, el que denominó así a este estilo musical a principios de los años cincuenta. Desde finales de los años cuarenta ya ponía en su programa llamado “Moondog” música Swing y Rythm & Blues. Además fue el promotor del que dicen fue el primer concierto de Rock and Roll, llamado “The Moondog Coronation Ball” celebrado en el Cleveland Arena el 21 de marzo de 1952.

Una vez puestos en situación es fácil comprender que nuestro principal objetivo era ir a pasar un día entero disfrutando de todo lo que nos ofrecería el salón de la fama, y ya de paso darnos una vuelta por el centro de la ciudad, ver sus edificios y descubrir sus posibles encantos.

Nada más bajarte del avión, en los pasillos de salida del aeropuerto te encuentras con anuncios y carteles de conciertos, del museo del Rock and Roll, para ir poniéndote los dientes largos. Como dice el cartel de bienvenida que hay allí, “a muchos les cuesta toda su vida llegar hasta aquí y nosotros estabamos a tan solo 15 minutos”.

Lo primero que nos sorprendió gratamente fue que tiene un estupendo y barato metro directo que une el aeropuerto con el centro, que por cierto fue el primero que se construyó en América en 1968. Además tiene un buen transporte público por la ciudad, lo que es todo un lujo por aquí. Así que nos montamos en el tren (aconsejo sentarse en el lado derecho para ver la silueta de la ciudad acercarse en todo su apogeo) y fuimos camino del hotel.

Ya por la noche aprovechamos que en Cleveland hay un House of Blues, los locales de conciertos creados por Dan Aykroid de los Blues Brothers, para acercarnos a ver una actuación de un grupo local que hacía versiones de AC/DC, pero solo de los discos grabados con su primer cantante, de ahí que la banda se llamase Bon Fire. Al lado justo del local se encuentra la calle 4, que es muy animada con restaurantes, una gran bolera y bares con música en directo.

Nuestro fin de semana rockero comenzaba con una buena descarga guitarrera y aun quedaba lo mejor al día siguiente…

Continuará.

6 comentarios to “Cleveland, finde rocanrolero.”

  1. Hombre… No nos dejes así😀

  2. ¡Queremos más, queremos más!

  3. Hola, joder os estais inflando a conducir eh pareja…..como mola los U.S.A…….Let´s there be rock!!!……..
    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: