Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Las cataratas del Niágara

Llegamos de Cleveland tan contentos, que inmediatamente, decidimos no dejar escapar el siguiente puente que teníamos libre, para pillarnos un viaje a las cataratas del Niágara. Aprovechando la temporada baja de invierno, no nos salía nada mal de precio, y encima cogimos una oferta de esas guapas, en las que te toca un hotelazo de aúpa por apenas un poco más dinero de lo que vale ir a un motel.

Quisimos ir a la zona canadiense, porque tiene las mejores vistas, y también porque nos hacía ilusión pasar un par de noches en otro país del continente americano. Iba a ser una excursión rápida, llegábamos el viernes por la tarde y nos íbamos el domingo al medio día, pero para ver bajar el río Niagara y contemplar las estupendas caídas del agua, considerábamos era tiempo suficiente.

Lo bueno de ir a principios de marzo, es que no tienes que pasarte el día dándote codazos con otros turistas para hacer fotos, o quedarte en un buen sitio contemplando este espectáculo de la naturaleza. Lo malo es que hay cosas que no puedes hacer, no puedes ir en el barquito ése que se adentra en ellas, porque no funciona en invierno por la nieve y el hielo, y tampoco puedes bajar al observatorio que hay a pie de las mismas, porque está helado y no ves una mierda. Pero por otro lado en esta época del año tienen una belleza especial, con la nieve y los trozos de hielo flotando y cayendo a velocidad endiablada. Es un paisaje digno de ver en cualquier época del año.

Llegamos la tarde del día 4 de marzo y nos dieron una habitación estupenda, con las mejores vistas posibles de las cataratas del Niágara que uno puede imaginar. Desde nuestra ventana contemplábamos ambas, las americanas y la de forma de herradura canadiense. Allí mismo en la habitación, la mañana del sábado, nos pegamos el desayuno con mejores vistas de nuestras vidas, una auténtica pasada.

Después fuimos caminando hasta ellas, y al borde de las cataratas las sensaciones son realmente increíbles. El bramido atronador del agua al caer, unido a la magnífica vista que tienes ante ti, convierten el momento vivido en algo completamente sublime, no hay mejor palabra para describirlo.

Por cierto, no vimos a Superman, y no se cayó ningún niño, se ve que estos carteles “anti suicidio” que hay, han surtido efecto entre los turistas y le han hecho perder su empleo aquí.

Pasamos toda la mañana contemplando ambas cataratas, y después nos tomamos un descansito para comer y secarnos. Desde la habitación seguíamos con las persianas abiertas mirándolas, no te cansas nunca de ver como cae el agua por esos cincuenta y pico metros de altura. Ya por la noche volvimos a verlas de cerca, esta vez con el espectáculo añadido de los potentes focos de colores que las iluminan.

De la ciudad creada a sus faldas, en el lado canadiense, para expolio de turistas, no voy a hablar mucho. Es un timo tremendo, donde todos los restaurantes te clavan el doble que en cualquier otro lugar. Además, es de sobra conocido el destrozo urbanístico de toda esa zona, realizado a base de enormes hoteles y casinos. En fin, una vez delante de ellas, viéndolas caer continuamente, se te olvida todo lo demás y solo te sientes afortunado de haberlas podido contemplar.

8 comentarios to “Las cataratas del Niágara”

  1. Hola hola!!

    ¿Como estáis? ya veo que viajando un huevo como siempre, así me gusta!! (Soy Ernesto)

    Por favor escribirme a mi dirección de email que quiero contactar con vosotros y el sistema me ha borrado las direcciones. Porfa que tengo ganas de hablar con vosotros. Ya se que este no es el medio de contactar apropiado pero no tengo otro en este momento. (Estoy viviendo en Londres desde principios de noviembre)

    Un beso fuerte para los dos

    Ernie

  2. Impresionante! Nunca había visto imagenes de alli con nieve. Nunca he estado, mi mujer si, y todos dicen que el lado canadiense es mejor. No me puedo hacer una idea, pero me encantaría. Me encantan las cascadas y el agua. Que suerte!

  3. Impresionante la foto de los “icebergs”. También mola la vuestra, ahí, todos coloradillos, y supongo que no de vergüenza🙂

  4. Me suscribo con mi nueva dirección, la verdad es que no se como hacerlo de otra forma que no sea posteando un comentario😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: