Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Surf Ballroom & Crash Site

Amanece nublado, hemos visto en Internet que tenemos un par de horas de tregua de la lluvia de abril, tenemos que aprovechar ese rato para ir a visitar el lugar del accidente de avión donde Ritchie Valens, Buddy Holly y Big Bopper perdieron la vida. Si, volvemos a Clear Lake, unos meses después desde nuestra primera visita, para enseñárselo a nuestros amigos venidos de España. Ese día era además el cumpleaños de Jota, íbamos a celebrarlo juntos en América de manera muy peculiar.

“El rock and Roll es un complejo híbrido que dio lugar a un cambio social, es una combinación de blues guitarrero, R&B negro y música western and country blanca. El rock and roll transformó esa “race music” en algo inclasificable que la población blanca asimiló. El rock and roll se dirigía a jóvenes que cuestionaban los valores sociales de sus padres, con una fuerza contracultural creciente. A finales de los 50 el rock pasó momentos de apuro, ya que las autoridades decidieron poner coto a tanta rebeldía y en 1959 se estrelló el avión con tres de sus más importantes estrellas del momento… el día que murió la música”. (*)

Llegamos al Surf Ballroom, el lugar dónde dieron su ultimo concierto, y juntos pudimos disfrutarlo con curiosidad. Es un templo del rock and roll, mantiene el estilo bien cuidado de sus comienzos, por allí ha pasado lo mejor de la música y encima esta vez pudimos ver un par de cosas del local que nos perdimos la primera vez. El camerino, donde los artistas han pintado todas las paredes blancas con sus firmas y la cabina donde Buddy Holly hizo la última llamada de su vida, a su esposa, antes de coger el fatídico avión.

También nos hicimos una foto con Wayne, el empleado más antiguo del local, que ya con apenas siete años fue por primera vez al Surf Ballroom con sus padres a ver swing. El hombre tiene fotos con todos los artistas que han pasado por el local, que llenan una pared del mismo, y fue quien amablemente nos ofreció ver la cabina de teléfono de la última llamada, todo un detalle pues estaba cerrada la puerta con candado.

Después de las fotos de rigor y de sentir el paso de la historia de la música del siglo XX, fuimos a ver el lugar del accidente desafiando los elementos. Había empezado a llover, habíamos gastado tanto tiempo viendo el local que las nubes habían vuelto. Pero no nos importó, bajo una fina lluvia y atravesando campos de maíz embarrados llegamos hasta el “Crash Site”, donde rendimos homenaje a estos tres pioneros del rock and roll.

(*) Fuente: Lonely Planet, guía de EEUU.

4 comentarios to “Surf Ballroom & Crash Site”

  1. Acojonante la visita al Surf Ballroom, qué buenos recuerdos!!!! Y qué bueno lo del Wayne, cuando se fue a por su sombrero para la foto, jajaja, su amor por Kevin Costner, jajaja, y cuando nos dijo que volviéramos a las 2 de la tarde para ponernos un vídeo, jajaja, qué puntazo. Bueno, y qué majo cuando nos abrió la cabina, que moló mazo. Eso sí, qué faena la lluvia que caía cuando fuimos hasta el lugar del accidente, pero bueno, por lo menos pudimos rendir nuestro particular homenaje a Buddy Holly y a los otros en forma de paraguas, jajaja.

    • Qué mejor regalo para el monumento que un paraguas precisamente ese día empapaos. Jajaja…y qué raro que a Wayne el que más le gustara era Kevin Costner, que precisamente como músico…como que no.

      Un abrazo

  2. Un cumpleaños que para mí será inolvidable, tanto por los sitios que visitamos como por la compañía🙂
    Un abrazo, lino!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: