Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

Brainerd, Minnesota

La mayor parte de la trama de la película Fargo se desarrolla en Brainerd, Minnesota. En este pueblo de 10.000 habitantes, rodeado de bosques y cientos de lagos, es dónde los secuestradores tienen su encontronazo con el State Trooper y con los pobres ciudadanos que presencian la terrible escena y que reciben injusto castigo. De Brainerd es la policía embarazada que se va a encargar del caso, genialmente interpretada por Frances McDormand, que le valió el reconocimiento de la academia con el Oscar a la mejor interpretación femenina de 1996. Por último, es en los alrededores de Brainerd dónde se produce el desenlace de la historia.

Brainerd es famoso por sus lagos y tiene mucho turismo que va a pescar o a disfrutar de ellos, incluso en invierno. El río Mississippi pasa por aquí, pero al ser cerca de su inicio parece un pequeño río de montaña en vez del gigante en el que se convierte un poco más abajo. También sus habitantes reclaman que el leñador Paul Bunyan y su Blue Ox son nativos de allí, tienen un montón de estatuas por la ciudad de ellos, entre las cuales está la más grande de todas las existentes.

Aunque al igual que en Fargo, pese a que la trama de la película se desarrolla en Brainerd, no rodaron en la ciudad. El bar Blue Ox y la estatua de Paul Bunyan no son los que hay en la ciudad, aunque ambos existen de verdad en el pueblo, y las escenas que transcurren en la carretera cerca de Brainerd están realmente grabadas en la 210, en Bathgate de Dakota del Norte.

De cualquier forma, nosotros seguíamos el desarrollo de la ficción, daba igual dónde rodaran realmente, por eso fuimos a Fargo y a Brainerd, los de verdad y los que para nosotros realmente eran los auténticos de la película. De este modo, el pueblo nos pareció precioso, nos hicimos flipados mil y una fotos con Paul Bunyan y el Blue Ox, encontramos el bar, y para completar la jornada, a través de Netflix, vimos la película por la noche en el Motel.

Encontramos la casa de los Pancakes que buscaba el personaje del actor Peter Stormare, pero la pena es que no vimos a la estupenda Sheriff del pueblo. Aunque al marcharnos, imaginamos que una de las cabañas de las afueras, junto a un gran lago, era donde estaban los secuestradores. Para terminar el seguimiento de la película y mientras volvíamos a casa, pasamos por Minneapolis, que también es parte importante de la cinta, lo cual completaba nuestro estupendo viaje homenaje a “Fargo” de los hermanos Coen.

8 comentarios to “Brainerd, Minnesota”

  1. Independientemente del seguimiento de una película, idea que nunca me planteé pero que igual puedo aplicar este año entrante (visitas según películas o series famosas, muy buena idea). Lo que a mí me llama mucho la atención de muchos de los pueblos que visito o por los que paso en USA, son esos depósitos de agua gigantescos con el nombre del pueblo. Me llaman la atención sobremanera 🙂
    Lo dicho, para el año intentaré planear algún viaje estilo “seguimiento”

    • Claro que si, es una veta maravillosa por explorar, América es cine y música, hay un fantástico turismo de rock and roll, blues, soul, country y cine por descubrir. Me alegro que te quedes un tercer año, lo estas haciendo muy bien.

      Ánimo

      Un abrazo

  2. Me parto con la frikada de la estatua del Paul Bunyan ese, y la vaca esa azul enorme, jajaja, cómo molan!!! Y el diálogo ese sobre la casa de las tortitas es buenísimo, la última vez que vi la peli (hace pocos meses) me partía con esa escena. Está genial el viaje homenaje que le hicistéis a esa gran peli, no era para menos 😉

  3. Pedazo de viaje turístico-cinematográfico, Jose. Nos habría gustado verlo también. Un abrazo

    • La verdad es que lo pasamos en grande. No os pillaba muy lejos tampoco (en distancias americanas claro) pero ya bastantes viajes y cosas habéis hecho, unos maestros de la ruta sois también.

      Saludos

  4. Me encanta “Fargo”, y prácticamente todas las demás de los Coen, siempre que cruzaba Minneapolis me acordaba del comienzo de la peli.

    Masoca que es uno, el alma y la sensación que me transmiten los estados de Minnesota y Wisconsin en invierno es incomparable con otros estados del norte o Canadá, no sé muy bien como describirlo, pero mola.

  5. Gracias Javi, Gracias a tu aportación he corregido el apellido de los directores, je je con eso de que son de origen judío les había metido una “h” intercalada por la patilla.

    Siento algo parecido a lo que cuentas con estos estados planos, de inviernos fríos y soledad y eso no he tenido la suerte de conocer Canadá.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: