Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

“An Education in Intoxication”

Hace un par de semanas hicimos una excursión de un día a la ciudad de Oxford, mundialmente famosa por su universidad. Antes de llegar yo me la imaginaba como todas las ciudades británicas, pero con unas universidades bonitas y antiguas a las afueras, pero mi sorpresa fue mayúscula cuando pude comprobar que la ciudad en si es la universidad, con cerca de cuarenta colegios universitarios de gran solera en el mismo casco histórico. Todos con sus patios, residencias de estudiantes, iglesias y aulas, compitiendo entre ellos en belleza arquitectónica.

En apenas una hora desde la estación londinense de Paddington llegas a Oxford, y una vez allí puedes visitar la ciudad caminando de un lado para otro, visitando sus famosos puntos de interés y colegios universitarios. Merece mucho la pena subirse a la torre Carfax, que fue parte de las murallas de la ciudad, y desde allí disfrutar de unas vistas preciosas de todo el conjunto arquitectónico. Recomiendo allí mismo comprar una pequeña guía de Oxford, que te ayuda a recorrer sus calles sin perderte ninguno de sus atractivos.

Después de un todo el día pateando la ciudad de un lado para otro, llegamos hasta el apodado Puente de los Suspiros, llamado así por su parecido con el de Venecia. Una vez pasas por debajo del mismo, a mano izquierda hay un pequeño pasaje que apenas llama la atención, parece que no va a ninguna parte, pero en la pared puedes ver un cartel que indica una taberna con la leyenda, “an education in intoxication”.

No lo dudes, ve a sacarte el graduado, sigue el callejón y llegarás a un pub encajonado entre edificios, con un par de patios pequeños, con un encanto maravilloso. Se llama Turf Tavern, situado en una casa del Siglo XIII, de techos bajísimos, con cervezas de elaboración propia y de importación, y que además tienen menú para picar algo.

Allí nos tomamos un par de pintas que supieron a gloria, una Ale de las suyas y una Blue Moon, que era nuestra cerveza favorita en América, elaborada en Fort Collins, Colorado, cuya fabrica visitamos dos veces y que fue una gran sorpresa encontrarla en este Pub de Oxford, por cierto que saben que hay que echarle una rodajita de naranja y todo, no podía ser menos tratándose de estudiantes aventajados.

3 comentarios to ““An Education in Intoxication””

  1. “Education in intoxication” si fuese un graduado oficial conozco a muchos que habrian mejorado sus resultados escolares🙂

  2. En la Turf tavern estuve yo bastante perjudicado: fui al servicio y escuchaba voces hablandome con acento andaluz, levante la cabeza pero no había más que rubios de piel rosa de más de metros ochenta, por lo que seguí a lo mio. Las voces volvieron y entonces me dí cuenta que era un inglés, que me contó que había estudiado dos años en Sevilla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: