Mundo Linóleo
Desde Cricklewood para todo el planeta

En ruta otra vez

Camiones

Amanece en Denver, por la ventana del Motel 8 veo corretear dos ardillas típicas del entorno, enfrente dos cabinas de los característicos camiones americanos, no cabe duda, estamos a éste lado del Atlántico. Es hora de desayunar, me encantan los desayunos, incluidos en el precio de los moteles, no se pueden pedir lujos pero tienen de todo, tostadas, fruta, cereales, bollitos y una maquinita para hacerte tortitas. El rato del desayuno con la tele de Colorado dando las noticias está grabado en la memoria de los recuerdos americanos para siempre.

Loveland

Nos ponemos en camino, nos dirigimos hacia Sidney en Nebraska por una ruta que conocemos casi de memoria, primero vamos a parar a hacer unas compras en Loveland, allí hay un Levis Outlet al que solíamos ir a menudo. Si vas a los EEUU tienes que comprarte mínimo un par de jeans, son más de la mitad más baratos que en Europa. Cuando vivíamos en Western Nebraska nos encantaba ir hasta Colorado a comprar, visita obligada era entrar al Marshalls, o a nuestro favorito Ross dress for less. En estas tiendas tienes que tomarte tu tiempo para rebuscar, pero siempre encuentras cosas chulas. Estábamos allí otra vez, parecía que el tiempo no había pasado, nos mirábamos en el parking, veíamos en frente el restaurante donde solíamos comer, al otro lado el centro comercial, sonreíamos, parecía que los actuales José y Noelia estaban en busca de aquellos que vivieron en ese tiempo y ese lugar durante aquellos maravillosos años.

Fort Collins

Una vez satisfecha nuestra ansia consumista, condujimos por la I-25 en dirección norte, paramos obligadamente en Fort Collins, nuestra ciudad favorita de Colorado, un lugar ideal para vivir. Paseamos por su centro histórico, como otras muchas veces hicimos, vemos sus fabricas de cerveza artesanal, su mural de Cola Cola, sus tiendas y cafés. Intentamos buscar el restaurante que más nos gustaba, “Rasta Pasta” se llamaba, pero ya no existe, el tiempo si ha pasado y hay cosas que ya nunca volverán . De todos modos, después de una buena comida y un café volvemos a la carretera, seguimos en dirección a Wyoming.

I-25

La carretera es rectilínea, a la izquierda las Montañas Rocosas, a la derecha la planicie, alrededor la luz de Colorado, los carteles, los largos camiones y las pick up. Pasamos de largo Terry Bison Ranch, vemos el cartel de bienvenidos a Wyoming, nos paramos para hacernos la foto de rigor, nos encantaba coleccionar fotos de carteles de estados, y aunque éste ya lo conocíamos, no podíamos resistirnos a tener una foto más con estos símbolos del paisaje norteamericano.

IMG_6697

Estamos llegando a Nebraska, ya se divisan a lo lejos las pequeñas colinas y los abetos de Pine Bluffs, se acerca el momento, estamos a punto de llegar a la tierra que nos dio la oportunidad de vivir una experiencia inolvidable, la que cambió nuestras vidas para siempre. La emoción es enorme, pero no se trata de una añoranza melancólica, sino de una sensación de gratitud y orgullo por todo lo que logramos, por todo lo que vivimos, hemos vuelto.

6 comentarios to “En ruta otra vez”

  1. ¡Cuántas emociones, Jose! Seguro que ibais con el Kleenex a todos lados🙂

  2. No sé cómo, quizás por nostalgia, he conectado con Mundo Linóleo y qué casualidad, justo aparece un post de Nebraska. ¡Qué recuerdos…! Buenos recuerdos. Un abrazo Jose y Noelia

  3. Muy chulo vuestro blog. Un Saludo desde España !!”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: